América

Muere tiroteado un español en las manifestaciones contra Maduro

Los estudiantes protestan contra la «cubanización» de Venezuela

El canario Wilmer Carballo
El canario Wilmer Carballo

Wilmer Carballo. Así se llama la primera víctima española en las manifestaciones contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Wilmer Carballo. Así se llama la primera víctima española en las manifestaciones contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que ya se han cobrado catorce muertos. Carballo, un comerciante de origen canario de 43 años, falleció el lunes durante un tiroteo mientras protestaba de forma pacífica en una barricada callejera cerca de su casa en Cagua, en el Estado de Aragua. Según confirmó a Europa Press José García, coordinador del partido Primero Justicia en Canarias, desconocen si la víctima tenía familiares directos en el archipiélago, pero lo describe como una persona «muy vinculada» a la comunidad canaria en Venezuela.

Carballo fue abatido al quedar atrapado en la línea de fuego durante el tiroteo. Estaba casado y tenía dos hijos, uno de 17 años estudiando en el extranjero, y otro de 10 años. Era socio de un bar de comida japonesa en Cagua y propietario de un comedor en la zona industrial de Valencia. El cónsul de España en Caracas se ha puesto en contacto con la familia de este hispano venezolano para prestarle la asistencia consular que pudieran precisar.

Tras catorce días de intensas protestas, los estudiantes venezolanos marcharon ayer hasta la Embajada de Cuba en Caracas para protestar por la injerencia cubana en asuntos venezolanos. «¡Castro Go Home!», podía verse en varias de las pancartas que sostenían los jóvenes. Tras entregar un documento de repudio, los manifestantes se retiraron pacíficamente. Hoy la diputada opositora María Corina Machado protagoniza otra marcha de mujeres hacia los destacamentos de la Guardia Nacional.

El desembarco cubano no es nuevo. Durante quince años de chavismo, además de doctores, técnicos y maestros, fueron llegando un buen número de espías, militares y asesores cubanos que se han infiltrado hasta volverse influyentes y poderosos. ¿Qué papel juegan en las protestas?

Varias fotos donde se podían ver a militares cubanos movilizándose en Venezuela han rondado las redes sociales, aunque dada la contaminación informativa del país es difícil comprobar su veracidad.

Según Uberto Mario, periodista cubano que sigue muy de cerca los pormenores de esta batalla contra el régimen de Maduro, un grupo de élite habría desembarcado en el Estado de Táchira, militarizado por motivo de las protestas. Se trata de Las Avispas Negras, pertenecientes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba. Esta fuerza podría dedicarse a asesinatos selectivos y cuentan con armamento con silenciadores. «Las Avispas Negras viajaron de manera camuflada, ellos llegaron a la rampa 4 y toman posiciones estratégicas para trabajar en las marchas opositoras», dice Uberto Mario. Añade que incluso hay versiones de jóvenes que van a las marchas y que han escuchado el dejo cubano en las protestas. A este respecto, Miguel Rodríguez Torres, ministro de Interior, Justicia y Paz, detalló que «habrá llegado el avispón verde porque ése es el único que yo conozco, yo no sé ni de que me están hablando».

Uberto Mario, quien fue ex agente de inteligencia cubano, asegura además que miembros de las milicias urbanas armadas de Venezuela, los Tupamaros, se entrenan en Cuba, respaldando versiones de la oposición. El ex agente afirma que los entrenamientos y reclutamientos se intensificaron cuando Chávez fue a Cuba para su último tratamiento médico antes de morir de cáncer.