Naturaleza imprevisible

La convergencia entre las placas de Eurasia e India hace que sea una zona propensa a grandes sacudidas

–¿Por qué la zona en la que se ha producido el terremoto es especialmente sensible a este tipo de fenómenos?

–Porque se encuentra en un punto de convergencia entre las placas Euroasia e India en su dirección norte. A diario se producen terremotos, lo que ocurre es que son profundos y apenas se sienten. En ocasiones, como ayer, son más superficiales y los efectos son más dañinos.

–¿Son adecuadas las infraestructuras en estas zonas para soportar estos temblores?

–Las construcciones son débiles y no están preparadas para estos fuertes movimientos. De igual modo, es un territorio muy escarpado, con cuestas muy empinadas, por lo que los derrumbamientos posteriores son de esperar. Cuanto mejor sean las infraestructuras y más educación tenga la población, mejor será la capacidad de reacción.

–¿No existen mecanismos para predecir estas tragedias?

–Los terremotos no se pueden predecir. Eso sí, realizamos seguimientos de la deformación y la sismicidad para entender el fenómeno y poder adelantarnos.

*Profesor de Geología en la Arizona State University