Néstor Iván en 2065: el clan «K» se asegura el relevo

Máximo Kirchner aspira a ser elegido diputado por Santa Cruz y seguir la estela familiar. Su hijo de dos años está llamado a lo mismo

De izqu. a derch.: Máximo, Florencia, María Rocío, Néstor Iván y Cristina
De izqu. a derch.: Máximo, Florencia, María Rocío, Néstor Iván y Cristina

Por primera vez en doce años los argentinos elegirán hoy un presidente cuyo apellido no será Kirchner. Desde el 25 de mayo de 2003, cuando Néstor Kirchner asumió con tan sólo el 22% de los votos el poder de un país todavía sumido en una histórica crisis económica, política y social, ningún otro político que no perteneciera a esta familia proveniente de la Patagonia accedió a la máxima magistratura argentina. Kirchner finalizó su mandato cuatro años después y la sucesora fue su esposa, Cristina Fernández. Tras ser reelecta en 2011 con el respaldo del 54% de la población, la jefa de Estado abandonará el Gobierno el 10 de diciembre próximo.

Néstor Kirchner y Cristina Fernández, se conoce en Argentina, tenían un anhelo: gobernar el país por más de dos décadas, alternándose, voto mediante, en el cargo de presidente. La Constitución del país impide que un mandatario sea electo en más de dos ocasiones consecutivas, por lo que el plan era sucederse mutuamente en la administración del poder. La muerte de Néstor Kirchner, ocurrida hace un lustro tras una crisis cardiaca, alteró la estrategia, además de provocar un sismo en la política del país.

Sin embargo, la dinastía puede continuar. Máximo, hijo mayor de la jefa del Estado y el fallecido presidente, tiene 38 años y lidera la principal agrupación kirchnerista, La Cámpora, que fundó hace casi una década. Después de mucho cavilar, decidió competir en las elecciones de hoy por una diputación en representación de la provincia patagónica de Santa Cruz, la tierra natal de su padre, en la que fue alcalde de Río Gallegos, la capital del territorio, y gobernador durante dos periodos antes de llegar a la presidencia.

El joven nació en La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, el 16 de febrero de 1977. En esa época sus padres formaban parte del peronismo y la ciudad era en uno de los lugares más golpeados por la represión de la última dictadura militar argentina (1976-1983). Por ese motivo, el matrimonio decidió viajar con su hijo y establecerse en Río Gallegos. Allí conoció a su pareja, María Rocío García, odontóloga de profesión, con quien el 14 de julio de 2013 tuvo un hijo, Néstor Iván.

El kirchnerismo confía en que Cristina Fernández retome el gobierno en 2019. «Abrázame hasta que vuelva Cristina» es una de las frases pintadas en paredes, reproducidas en las redes sociales y hasta tatuadas en los cuerpos por sus militantes. En caso de no lograrlo, los «camporistas» esperan que Máximo, su principal referente, haga un recorrido político parecido al de sus padres y en poco tiempo llegue a presidir el país. El destino parece marcarlo, aunque otros hijos de mandatarios en la Argentina reciente no lograron repetir la carrera de sus mayores.

«Sería mucho más negocio que te dedicaras a otra cosa» en lugar de a la política, le recomendó la jefa del Estado a Máximo durante un acto público. Sin embargo, pareció entender las aspiraciones de su hijo: «Tenés la sangre de tu padre y de tu madre». La primera aparición en público de Máximo fue en un documental realizado en 2012 sobre la vida de Néstor Kirchner. Allí recordó algunas anécdotas familiares, entre ellas que, cuando «jugaba a los soldaditos», su padre «pasaba caminando y rompía todo». «Creo que me estaba enseñando algo», comentaba. Poco y nada se sabe de Máximo como padre. Mientras tanto, el pequeño Néstor Iván participó en el último año de algunos actos públicos de su abuela: el pasado marzo fue llevado al predio donde funcionó durante la última dictadura el principal centro de detención ilegal, torturas y muerte del país, la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), convertida por el kirchnerismo en un sitio donde organizaciones defensoras de los derechos humanos realizan actividades para recordar la represión militar. En mayo, también estuvo en la masiva celebración de los 12 años del kirchnerismo en la tradicional Plaza de Mayo de Buenos Aires.

Si decidiera ser presidente, Néstor Iván podría asumir el cargo en medio siglo. Su abuelo, a quien no conoció, lo hizo a los 53 años; su abuela, a los 54. Cristina Fernández también tiene una nieta. Se llama Elena, nació el 24 de agosto pasado y es hija de Florencia, la menor de los Kirchner. El padre de la niña es Camilo Vaca Narvaja, hijo de uno de los fundadores de la organización guerrillera Montoneros, fundada a principios de los setenta. Si bien Florencia pareció siempre estar lejos de la política y más vinculada al cine, acompañó a su madre en los últimos años en varias presentaciones públicas y de campaña.

Si se trata de llevarlo «en la sangre», el destino político de los Kirchner parece tener sucesores por un largo tiempo. Su ciclo de gobierno finaliza en pocos días, pero la dinastía política no está lista para desaparecer. Las pocas fotografías difundidas en la prensa de Néstor Iván dejaron ver un parecido físico con su padre. Tiene un corte de pelo con flequillo y siempre viste zapatillas. La mayoría de las veces se encontró en brazos de su madre, aunque también corriendo mientras era mirado por el resto de la familia, gobernadores y funcionarios públicos. Cuando cumplió dos años, la jefa del Estado difundió en su cuenta de la red social Twitter la invitación a la fiesta. «La vamos a pasar genial!!», decía el texto. Cristina Fernández relató que había estado en la celebración y ayudó al niño a «soplar las velitas».

¿QUIÉN ES QUIÉN EN LA DINASTÍA KIRCHNER?

- MÁXIMO K. Tiene 38 años y se presenta a diputado por la provincia de Santa Cruz.

- FLORENCIA K. La menor del clan se dedica al cine, sin aspiración política. Fue madre de una niña en agosto.

- MARÍA ROCÍO G. Pareja de Máximo, es odontóloga y no tiene vinculaciones políticas.

- NÉSTOR IVÁN K. A pesar de sus dos años, ya ha acompañado a su abuela a varios actos públicos. Los kirchneristas le señalan como el futuro sucesor.

- CRISTINA F. Se rumorea que podría optar de nuevo a la Presidencia en 2019.