Obama alaba ante Mohamed VI su plan de autonomía para el Sáhara

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha alabado este viernes en una reunión con el rey de Marruecos, Mohamed VI, el proyecto de autonomía propuesto por Rabat para el Sáhara Occidental, "serio"y "realista"en opinión del mandatario norteamericano.

Obama ha recibido en la Casa Blanca al monarca alauí y, al término de su encuentro, en un comunicado conjunto, ambos gobiernos han destacado la importancia de sus relaciones, tanto para forjar una "alianza estratégica"de interés mutuo como para trabajar conjuntamente por la estabilidad del Magreb, del conjunto de Africa y de Oriente Próximo.

En la reunión, ambos dirigentes han tratado principalmente cuestiones de economía y política, haciendo una alusión concreta a la situación del Sáhara Occidental. Obama ha subrayado la necesidad de lograr una solución "pacífica, sostenible y acordada por ambas partes"para resolver una disputa que dura décadas.

Rabat y el Frente Polisario, que controla la autoproclamada República Arabe Saharaui Democrática (RASD), mantiene conversaciones para tratar de resolver esta disputa territorial, pero la inmovilidad de ambas partes ha terminado por estancar el diálogo. Así, mientras que los representantes saharauis reclaman la soberanía plena, el Gobierno marroquí sólo contempla una autonomía limitada.

El Gobierno de Estados Unidos ha mantenido una postura "consistente"durante "muchos años", según el comunicado conjunto. En este sentido, Obama ha reiterado ante Mohamed VI que el plan de soberanía propuesto por Rabat es "serio, realista y creíble"y tiene la capacidad de "satisfacer las aspiraciones del pueblo del Sáhara Occidental de gestionar sus propios asuntos en paz y dignidad".

El mandatario norteamericano ha reiterado su apoyo a las conversaciones, mediadas por Naciones Unidas, y ha instado a las partes a seguir trabajando para tratar de resolver sus diferencias.

Respecto a la situación de la población de la antigua colonia española, tanto Obama como Mohamed VI han manifestado su "compromiso compartido"para "mejorar la vida"de los saharauis. Por este motivo, han acordado seguir colaborando para "proteger y promover los Derechos Humanos en el territorio".