Obama dice que ley que debate EE UU no pondrá en peligro la negociación con Irán

Barack Obama, durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto a Matteo Renzi.
Barack Obama, durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto a Matteo Renzi.

El presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró hoy que tiene previsto firmar el proyecto de ley que debate el Congreso sobre las negociaciones con Irán, y prometió que esa legislación "no hará descarrilar"los contactos para alcanzar un acuerdo definitivo con Teherán antes de que acabe junio.

El presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró hoy que tiene previsto firmar el proyecto de ley que debate el Congreso sobre las negociaciones nucleares con Irán, y prometió que esa legislación "no hará descarrilar"los contactos para alcanzar un acuerdo definitivo con Teherán antes de que acabe junio.

Durante una conferencia de prensa junto al primer ministro italiano, Matteo Renzi, Obama aseguró además que, hasta que el Grupo 5+1 alcance "un acuerdo definitivo"con las autoridades iraníes, "las sanciones a Irán deben seguir aplicándose de forma estricta".

Obama defendió el proyecto de ley de los dos partidos planteado en el Senado de EEUU y que obligaría a que los legisladores estadounidenses revisen el acuerdo entre Irán y el Grupo 5+1 (China, EEUU, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania) una vez que los negociadores alcancen un pacto definitivo.

"Creemos que el producto final (de la ley) que ha salido de las negociaciones entre (el senador republicano Bob) Corker y (el demócrata Ben) Cardin no hará descarrilar las negociaciones"entre el G5+1 e Irán, aseguró Obama.

Los senadores que han impulsado el proyecto se han comprometido a que "sea un proceso justo y directo para que el Congreso pueda evaluar cualquier acuerdo al que podamos llegar, y después registrar sus opiniones, pero no se va a inclinar en la dirección de intentar matar el acuerdo", garantizó el mandatario.

"Si aquello a lo que esos senadores se han comprometido es lo que llega a mi escritorio, lo firmaré", agregó.

El proyecto de ley estadounidense ha despertado el recelo del presidente de Irán, Hasán Rohaní, que ha advertido que su país no negocia un acuerdo sobre su programa nuclear "con el Senado o el Congreso de EEUU, sino con los países del Grupo 5+1".

Obama subrayó que lo que negocia el G 5+1 "no es un tratado formal", sino un "acuerdo político"entre los Ejecutivos de los países del G 5+1 e Irán.

El gobernante indicó que, durante las negociaciones nucleares hasta el próximo 30 de junio, la fecha límite para firmar un pacto definitivo, las potencias tendrán que ser "creativas"a la hora de resolver la compleja cuestión de cuándo y cómo retirar las sanciones internacionales a Teherán.

"Creo que nuestro objetivo de reservarnos la posibilidad de volver a aplicar sanciones duras en caso de que haya una violación (de los términos del acuerdo por parte de Irán), es un objetivo que se puede cumplir", aseguró Obama.

Respecto a la luz verde que ha dado Rusia a la posibilidad de suministrar sistemas de misiles antiaéreos S-300 a Irán, Obama dijo estar "sorprendido"de que Moscú haya tardado tanto tiempo en reanudar sus planes para vender esos equipos a Teherán.

Recordó que esa venta "iba a producirse en 2009"y que el presidente ruso, Vladímir Putin, detuvo la operación por petición de EEUU.

"Estoy francamente sorprendido de que hayan tardado tanto, dado que las sanciones (del Consejo de Seguridad de la ONU) no les prohibían vender estas armas defensivas", comentó Obama.

Respecto de la situación en Grecia, Obama ha asegurado que Grecia debe "iniciar reformas"estructurales, reducir su burocracia y demostrar a sus acreedores que toma "decisiones duras", y puso a Italia como ejemplo del tipo de medidas que debería emprender el Ejecutivo heleno.

"Grecia debe iniciar reformas, tiene que recaudar impuestos, reducir su burocracia, tener prácticas laborales más flexibles", dijo Obama en una conferencia de prensa junto al primer ministro italiano, Matteo Renzi.