Internacional

Al menos siete muertos en el marco de las protestas contra la subida del precio del metro en Chile

La retirada de la subida del precio del billete de metro no calma a los manifestantes que salen a la calle.. Decretan el estado de Emergencia en la capital

El ministro del Interior de Chile, Andrés Chadwick, ha informado de que al menos siete personas han muerto en el marco de las protestas registradas en el país contra la subida del precio del metro.

Publicidad

Chadwick, que ha indicado que al menos 960 personas han sido detenidas --244 por el toque de queda-- en las últimas 24 horas, ha contabilizado 103 eventos de grave violencia: 50 en la Región Metropolitana y 53 en el resto de Chile.

Además, ha informado de siete autobuses incendiados y ocho estaciones de metro destruidas, así como de 62 carabineros lesionados en Santiago de Chile, la capital, y en otras diez regiones tras la jornada de manifestaciones del sábado

En Chile apodada la perla de Suramérica, no todo lo que brilla es oro. El presidente conservador Sebastián Piñera suspendió el sábado el alza del precio del transporte público que generó violentas protestas, aunque el cambio de rumbo no logró calmar los ánimos de los manifestantes. Tanto es así que el Ejército anunció poco después que Santiago de Chile quedaría bajo toque de queda, una restricción que no se aplicaba en la capital desde hace más de 30 años.

Publicidad

En una intervención desde el palacio de La Moneda, el presidente de centroderecha dijo haber escuchado «la voz» de sus compatriotas, en medio de una nueva jornada de manifestaciones el sábado que ya se extendieron al resto del país, con algunos supermercados saqueados y nuevas estaciones del tren subterráneo incendiadas. «Vamos a suspender el alza de los pasajes [billetes] del metro, lo que requerirá la aprobación de una ley que debe ser muy urgente», dijo el presidente, asegurando que escuchó «con humildad y atención» la voz de sus compatriotas. «Y no tendré miedo a seguir escuchando esa voz, porque así se construyen las democracias y así logramos mayor unidad», añadió el mandatario. No obstante no dudó en calificar de «delincuentes» a quienes atacaron las instalaciones del metro, uno de los más modernos de América Latina con 140 kilómetros de extensión.

Publicidad

Poco después, el general a cargo de la seguridad en Santiago anunció un toque de queda en toda la capital y dos provincias aledañas que suspende la libertad de movimiento y reunión. Es la primera vez que se aplica esa medida en la capital desde el retorno de la democracia en Chile en 1990. El general Javier Iturriaga del Campo, designado por Piñera para custodiar la capital, dijo que el toque de queda se extendería hasta ayer.

La gobernadora de Santiago, Karla Rublilar, informó que al menos tres personas murieron en un incendiado provocado durante las protestas. Los vuelos operados por las aerolíneas más grandes de Chile, LATAM y otra, Sky Airline, fueron suspendidos o retrasados ayer después de declararse el estado de Emergencia. Rubilar lamentó que el cierre del transporte público y continuos disturbios impidieron a los miembros de la tripulación llegar al aeropuerto.

Multitudes de pasajeros afectados quedaron varados en el aeropuerto como resultado. LATAM Chile dijo que debido a la situación del orden público sus vuelos dentro y fuera de Santiago estaban afectados. “Continuaremos ajustando nuestros itinerarios de vuelos el 20 y 21 de octubre”, agregó. También pidieron a los pasajeros que verifiquen sus vuelos antes de ir al aeropuerto.

Publicidad

Walmart Chile confirmó que cerraría sus tiendas en todo el país después de que 60 de sus instalaciones sufrieran daños por los disturbios en Santiago, Valparaíso, Antofagasta, Calama, Concepción, San Antonio y Temuco.