Reino Unido convocará al embajador ruso en Londres por el «caso Litvinenko»

David Cameron y Vladimir Putin.
David Cameron y Vladimir Putin.

El Ministerio británico de Exteriores convocará hoy al embajador ruso en Londres, Alexander Yakovenko, en respuesta a la investigación sobre el asesinato del exespía Alexander Litvinenko, anunció la ministra de Interior, Theresa May.

En una declaración en la Cámara de los Comunes, May también informó de que ha decidido congelar los activos de los dos sospechosos del asesinato de Litvinenko, los ciudadanos rusos Andréi Lugóvoi y Dmitri Kovtuv.

May consideró "extremadamente perturbadora"la conclusión a la que ha llegado el juez Robert Owen en su investigación pública sobre el caso, en el sentido de que el Gobierno ruso estuvo "probablemente"involucrado en la muerte del exagente.

"Esto ha sido una violación inaceptable y flagrante de los principios más fundamentales de la ley internacional y del comportamiento civil, pero tenemos que reconocer que no ha sido una sorpresa", confesó la ministra, quien aseguró que el Gobierno británico se toma este asunto "muy en serio".

Sobre la convocatoria al embajador ruso en el Reino Unido, prevista para esta tarde, la titular de Interior desveló que el Gobierno de Londres expresará su "profundo malestar"ante el "fracaso"de Rusia en "cooperar y proporcionar respuestas satisfactorias".

May recordó que continúan vigentes las órdenes de detención internacionales para Lugovói y Kovtun, cuyos activos han sido congelados.

La ministra informó de que ha remitido el caso a la Fiscalía Pública británica, en una carta en la que pide que consideren qué "otras medidas"pueden adoptarse a fin de perseguir la extradición de los principales sospechosos en la muerte del exespía.

"El continuo fracaso de Rusia para asegurar que los autores de este terrible crimen pueden ser llevados ante la justicia es inaceptable", aseveró.

La investigación, según la política tory, "confirma las valoraciones de sucesivos Gobiernos de que éste ha sido un acto avalado por un Estado.

Además, recordó que sigue "abierta"la investigación de la Policía Metropolitana de Londres sobre el asesinato de Litvinenko.

"El Gobierno continúa comprometido con perseguir que se haga justicia en este caso", remachó la ministra, que confió en que las conclusiones de la investigación pública proporcionen algo de "claridad"a la familia y amigos de Litvinenko.

El juez Robert Owen, encargado de la pesquisa pública, concluyó hoy que el presidente Vladímir Putin "probablemente"aprobó el asesinato de Litvinenko, que murió envenenado el 23 de noviembre de 2006 después de tomar el té en un hotel londinense con sus excolegas del espionaje ruso Andréi Lugovói y Dmitri Kovtun.