Publicidad
Publicidad
Actualidad

Tailandia encuentra un barco con 300 inmigrantes pero no les permite entrar al país

Tailandia ha encontrado un barco a la deriva frente a su costa occidental con 300 inmigrantes a bordo pero se ha negado a darle permiso para que atraque en tierra, según ha informado este jueves un alto cargo policial tailandés. "Les hemos denegado la entrada en el país pero les hemos dado comida y agua para cumplir con nuestras obligaciones en materia de Derechos Humanos", ha explicado el general Puthichart Ekachant, de la Policía regional, a Reuters. El barco ha sido encontrado a unos 17 kilómetros de la costa de la isla sureña de Koh Lipe, ha indicado.

Publicidad

Los inmigrantes a bordo del barco no querían ir a Tailandia sino que querían ir a Malasia o Indonesia, ha explicado por su parte el contraalmirante de la Marina Real tailandesa, Somchai Na Bangchang. "No hemos repelido el barco o les hemos expulsado", ha subrayado Somchai.

Varios miles de inmigrantes han quedado abandonados en el mar por las mafias después de la ola de represión en Tailandia contra el tráfico de personas. El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha advertido de que la situación podría degenerar en una "crisis humanitaria masiva".

Un equipo de la BBC ha podido ver el barco y hablar con los inmigrantes que viajan a bordo. Según han indicado estos, son rohingyas, una minoría étnica musulmana, procedentes de Birmania, y entre ellos hay numerosas mujeres y niños.

Los inmigrantes han contado que la tripulación les abandonó e inhabilitó el motor. Hasta el momento diez personas han fallecido y sus cuerpos han tenido que ser arrojados por la borda. "La gente nos está rogando que les demos agua y alimentos", ha explicado el periodista de la BBC Jonathan Head.

Publicidad

El reportero asegura haber visto a "gente qu se está bebiendo su propia orina de botellas". "Les hemos lanzado botellas de agua y todoo que tenemos a bordo", ha añadido.