Tillerson niega que haya pensado «nunca» en renunciar como secretario Estado

«El vicepresidente (Mike Pence) nunca ha tenido que persuadirme de seguir siendo secretario de Estado porque nunca he considerado abandonar este puesto», dijo el secretario de Estado estadounidense

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, estuvo a punto de dimitir de su puesto tras una disputa política con el presidente, Donald Trump, una situación que requirió que el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, y otros altos cargos del Gobierno estadounidense interviniesen para evitarlo

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, negó hoy que el pasado verano estuviera a punto de dimitir por sus crecientes roces con la Casa Blanca, como informó este miércoles la cadena de televisión NBC News.

"El vicepresidente (Mike Pence) nunca ha tenido que persuadirme de seguir siendo secretario de Estado porque nunca he considerado abandonar este puesto", dijo Tillerson en una comparecencia ante la prensa en el Departamento de Estado.

La misma cadena de televisión afirmaba hoy que el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, estuvo a punto de dimitir de su puesto tras una disputa política con el presidente, Donald Trump, una situación que requirió que el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, y otros altos cargos del Gobierno estadounidense interviniesen para evitarlo, según ha informado este miércoles la cadena NBC.

En julio de este año, Pence se reunió con Tillerson en un intento de suavizar la situación entre él y Trump a raíz de una disputa política. De acuerdo con la NBC, en la reunión también intervinieron al menos 12 altos cargos muy cercanos al presidente.

El encuentro se produjo días después de que Tillerson, en una sesión con el equipo de seguridad de Trump y varios miembros de su gabinete en el Pentágono, criticara abiertamente al presidente y le llamase supuestamente "imbécil".

Desde entonces, Tillerson se habría planteado muy seriamente regresar o no a Washington tras un viaje personal a Texas, pero decidió continuar su labor como secretario de Estado después de habla con el general John Kelly, el actual jefe de Gabinete de Trump, y el secretario de Defensa, James Mattis. Tillerson declaró públicamente a finales de julio que "no se iba a ir a ninguna parte".

"Señor, cuántas noticias falsas hay hoy. No importa lo que haga o lo que diga, nunca escriben sobre la verdad. Los medios de noticias falsas están fuera de control", ha tuiteado este miércoles el presidente Trump.

Durante el fin de semana, Tillerson declaró que Estados Unidos cuenta con canales comunicación directos con Corea del Norte, con el objetivo de que los norcoreanos quieran negociar. Por su parte, Trump tuiteó que Tillerson "estaba perdiendo el tiempo".

El secretario de Estado no es el único miembro del Gabinete del presidente que ha tenido disputas públicas con él. Mattis declaró este martes que Estados Unidos debería considerar mantener el acuerdo nuclear con Irán, a no ser que se demuestre que Teherán no ha cumplido con el acuerdo. Trump, por su parte, ha asegurado públicamente que el tratado es "una vergüenza".

Agencias