Internacional

Trump bromea ante Putin: “No se meta en las elecciones de EE UU, por favor”

El presidente estadounidense analiza con Bolsonaro cómo “asfixiar” económicamente al régimen de Maduro

El presidente estadounidense analiza con Bolsonaro cómo “asfixiar” económicamente al régimen de Maduro

Publicidad

Trump tensó el G20 antes de llegar a Osaka cargando contra casi todos los presentes en esta cita del G20. Pero una vez en la ciudad japonesa, parece haberse relajado. Al menos es la sensación que dio al hablar a la prensa junto a su homólogo ruso, Vladimir Putin, antes de su primera reunión cara a cara desde la polémica cumbre de Helsinki en julio pasado.

Cuando los periodistas preguntaron al magnate si plantearía al líder ruso la cuestión de la presunta injerencia de Moscú en las elecciones de EE UU en su reunión, Trump contestó: “Sí, por supuesto que lo haré”, haciendo reír a Putin. Trump después se dirigió a éste señalándole con el dedo y usando un tono falsamente conminador: “No se inmiscuya en las elecciones, por favor”, dijo Trump. Putin se volvió a reír mientras se encogía de hombros.

Publicidad

Trump ha sido acusado de estar muy próximo al dirigente ruso, y fue muy criticado por no haber sacado el tema ante él en la cumbre de Helsinki, después de que las agencias de inteligencia de Estados Unidos concluyeran que los agentes rusos habían pirateado los ordenadores del Partido Demócrata y usado cuentas falsas en redes sociales para atacar a Hillary Clinton.

Publicidad

En una reciente entrevista televisiva, Putin dijo que las relaciones entre Moscú y Washington estaban “empeorando cada vez más”. Pero Trump, al menos en Osaka, parece tratar de pasar página para trabajar con él en temas como el control de las ambiciones nucleares de Corea del Norte, el comercio y el desarme, justo cuando esta semana el Senado ruso ha validado la salida del tratado INF y Washington lo hará el próximo 2 de agosto.

Venezuela, en el encuentro con Bolsonaro

El presidente estadounidense, Donald Trump también se reunió con el brasileño, Jair Bolsonaro, y discutieron hoy posibles medidas para cortar “el apoyo financiero de todos los países que ayudan a Venezuela”, según dijo el portavoz del líder latinoamericano.

Ambos mandatarios celebraron hoy una reunión bilateral en el margen de la cumbre en la que analizaron la situación en Venezuela y evaluaron “medidas para asfixiar el apoyo económico al régimen de (Nicolás) Maduro”, según dijo el portavoz de Bolsonaro, Otávio Rego Barros, en rueda de prensa. Analizaron “la necesidad de encontrar una solución al Gobierno de Venezuela”, y hablaron en particular del “aspecto económico para asfixiar al Gobierno de Maduro” y para “lograr una solución democrática”, detalló el portavoz.

Publicidad

Los dos comparten el concepto de que “todos aquellos países que aporten algún apoyo económico a Venezuela podrán eventualmente ser analizados para alguna acción con la que se asfixie su apoyo”, dijo Barros. El portavoz evitó aclarar si se había tratado en particular la posibilidad de imponer sanciones a países como Cuba por su respaldo al régimen de Maduro, al ser preguntado por los medios.

Al inicio de la reunión con Bolsonaro, Trump apeló a la paciencia respecto a la crisis en Venezuela, al asegurar que ese tipo de transiciones “llevan tiempo”. El mandatario se refería así al estancamiento de la estrategia estadounidense en Venezuela, donde ya hace cinco meses que Trump reconoció como presidente legítimo al líder opositor Juan Guaidó, pero éste no ha logrado arrebatar el poder a Maduro. En las últimas semanas, la Casa Blanca ha bajado el volumen a su campaña contra Maduro, pero fuentes oficiales consultadas por Efe aseguran que los esfuerzos para presionar al chavismo continúan, aunque no se hagan públicos.