Actualidad

Trump explica que canceló el ataque a Irán porque iban a morir 150 hombres

Los aviones estaban ya en el aire y los buques en posición, pero diez minutos antes abortó el ataque

Los aviones estaban ya en el aire y los buques en posición, pero diez minutos antes abortó el ataque

Publicidad

El presidente de EEUU, Donald Trump, confirmó hoy que este jueves ordenó un ataque contra Irán en represalia por el derribo de un dron estadounidense por parte de Teherán, pero que después suspendió la orden para evitar víctimas.

“Nos dispusimos a tomar represalias anoche en tres lugares diferentes (de Irán y) cuando pregunté cuántos morirán: 150 personas, señor, fue la respuesta de un general. Diez minutos antes del ataque lo detuve”, dijo el gobernante en su cuenta de Twitter.

Trump dijo que esa respuesta no hubiera sido “proporcionada al derribo de un avión no tripulado”. “No tengo prisa, nuestras fuerzas militares están restauradas y listas para la acción, son de lejos las mejores fuerzas militares del mundo”, agregó el gobernante en su mensaje, lo que deja abierta la puerta a una acción en respuesta por el derribo del dron.

En su serie de mensajes, Trump confirmó así una información divulgada la pasada madrugada por el diario The New York Times sobre una operación militar contra posiciones de radares y baterías de misiles iraníes que Trump suspendió cuando los aviones estaban ya en el aire y los buques en posición.

Publicidad

Trump ya autorizó dos ataques similares en 2017 y 2018 contra objetivos militares del gobierno de Bachar al Asad en Siria.

“El presidente (Barack) Obama llegó a un arreglo desesperado y terrible con Irán”, afirmó Trump en sus mensajes de Twitter refiriéndose a su antecesor en la Casa Blanca y al acuerdo internacional con Teherán del que se retiró.

Publicidad

Según Trump, Obama “les dio (a los iraníes) 150.000 millones de dólares además de 1.800 millones de dólares en efectivo. Irán estaba atravesaba problemas muy graves y él los salvó. Les abrió el camino a las armas nucleares”.

“En lugar de dar las gracias, muy pronto Irán andaba gritando ‘Muerte a EEUU’”, sostuvo el presidente en sus mensajes, en los que recordó que retiró a su país del acuerdo nuclear internacional y empezó con la política de imposición de sanciones a Teherán.

Irán “es ahora una nación mucho más débil que al comienzo de mi presidencia, cuando (los iraníes) causaban problemas graves en todo Oriente Medio”, continuó. “Ahora están arruinados”.

“Las sanciones están teniendo efecto y anoche se añadieron otras”, aseguró el presidente. “Irán jamás puede tener Armas Nucleares. ¡Ni contra EE.UU. ni contra el MUNDO”. EFE

Publicidad

El derribo elevó más si cabe las tensiones entre EE.UU. e Irán, una relación que se ha deteriorado desde que Trump decidió retirar a su país del acuerdo nuclear con Irán y las potencias europeas.

Una decisión que acompañó de la reanudación de las sanciones contra la República Islámica levantadas bajo el pacto y que reforzó en mayo con el fin de las exenciones a otros países para la compra de crudo iraní.

Tras conocer el derribo del dron, Trump recurrió a su cuenta de Twitter para publicar un mensaje en tono amenazante: "¡Irán ha cometido un gran error!".

Sin embargo, horas más tarde, el mandatario restó importancia al suceso y señaló que posiblemente se había tratado de un accidente.

"Me parece difícil creer que fuera intencionado. Creo que fue alguien imprudente y estúpido el que lo hizo", afirmó Trump a periodistas durante un encuentro con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Irán podría haber derribado un segundo avión con 35 militares estadounidenses a bordo

La Guardia Revolucionaria de Irán ha informado este viernes de que se negó a abrir fuego contra un avión militar estadounidense con 35 militares a bordo que acompañaba al dron derribado por las fuerzas iraníes en la madrugada del miércoles al jueves.

"Acompañando al dron estadounidense se encontraba otro avión americano, un P-8, con 35 militares a bordo, y podríamos haberlo derribado, pero no lo hicimos", ha asegurado el jefe de la división aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, Amirali Hajizadeh, en declaraciones a la agencia de noticias semioficial iraní Tasnim.

Según el Ejército de Estados Unidos, el P-8 es el primer avión militar del mundo especialmente diseñado para operaciones de aviones no tripulados, en especial el dron derribado, identificado como un avión espía RQ-4 Global Hawk y que fue derribado cerca de la costa sur de Kouh e Mobarak, en la provincia de Hormozgán, sobre su espacio aéreo. De acuerdo con el militar, el P-8 entró junto con el dron en el espacio aéreo del país, lo que habría dado a Irán la justificación para abrir fuego contra ambos aviones, una decisión que descartaron en el último momento.

El general de brigada Qader Rahimzadeh, jefe de operaciones de la base de Khatam al Anbia, que interceptó el avión, precisó en este sentido que los operadores del aparato fueron advertidos varias veces antes de que Irán decidiera derribar el dron. Así pues, la negligencia del operador del dron no dejó más opción que destruir el aparato, según comentarios del general recogidos por la agencia de noticias Fars, en la que el militar ha asegurado además que cuenta con múltiples registros tanto de la trayectoria del dron como de las advertencias que se le realizaron.