Decenas de muertos en un atentado contra un convoy de evacuados cerca de Alepo

Las víctimas están entre las cerca de 5.000 personas evacuadas ayer de dos pueblos chiíes, en el marco de un acuerdo entre el Gobierno y la oposición

Imágenes de los autobuses en que viajaban los evacuados, objetivo de los atentados.
Imágenes de los autobuses en que viajaban los evacuados, objetivo de los atentados.

La Defensa Civil Siria aseguró hoy que ha recuperado más de 100 cadáveres del lugar donde se produjo hoy la explosión de un coche bomba a las afueras de Alepo en el que se encontraban unos 5.000 evacuados de los pueblos chiíes de Fua y Kefraya.

La Defensa Civil Siria aseguró hoy que ha recuperado más de 100 cadáveres del lugar donde se produjo hoy la explosión de un coche bomba a las afueras de la ciudad de Alepo (norte), en el que se encontraban unos 5.000 evacuados de los pueblos chiíes de Fua y Kefraya.

En su página oficial de Facebook, los también llamados “cascos blancos” dijeron que también están prestando asistencia a más de 50 heridos.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos cifró anteriormente en 43 los muertos por el estallido de un coche bomba en la zona de Al Rashidín, donde las víctimas estaban esperando desde ayer a ser trasladadas a su destino final, en el marco de un acuerdo de evacuación entre el Gobierno sirio y la oposición. Fuentes del medio Aleppo24, afín a los rebeldes, cifran los fallecidos en 60, aunque no descartan que el número de muertos ascienda en las próximas horas.

Según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, las víctimas mortales pueden aumentar en las próximas horas porque hay heridos en estado grave.

La ONG detalló que el vehículo que estalló es un cuatro por cuatro tipo furgoneta (pick-up).

El estallido tuvo lugar junto al convoy de evacuados, compuesto por 75 autobuses y 20 ambulancias, que está bloqueado desde el día de ayer en la zona de Al Rashidín, a las afueras de Alepo, a la espera de ser trasladados a su destino final.

El convoy salió ayer por la mañana de las poblaciones chiíes, sitiadas desde hace más de dos años por varias facciones islámicas e insurgentes, entre las que figura el Organismo de Liberación del Levante (alianza de la exfilial siria de Al Qaeda).

La evacuación se llevó a cabo en virtud de un acuerdo alcanzado en marzo entre Hizbulá e Irán, aliados de Damasco, y la facción siria Ejército de la Conquista, y que fue auspiciado por Catar.

En el pacto se incluye la evacuación de combatientes rebeldes y sus familias de las localidades de Madaya y Al Zabadani, a las afueras de la capital siria.

Ayer salieron más de 2.000 personas de Madaya, pero aún no se ha producido la evacuación de los residentes de Al Zabadani, que se podría ver afectada por los últimos acontecimientos.