Un esfuerzo insuficiente

La coalición internacional debilita pero no neutraliza al Estado Islámico

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

–¿Está atravesando el Califato Islámico una crisis?

–Es difícil saberlo con exactitud. La organización se ha visto muy mermada en cuanto a componentes, pero hechos recientes como el bombardeo al hospital en Alepo van a producir un reclamo del reclutamiento de jóvenes. Las imágenes de ataques contra civiles musulmanes agravan el contexto, ya que incitan al odio y fomentan un repunte de la radicalización en aquellos que quieren combatir a Rusia y al régimen sirio. En mi opinión, al-Dawla al-Islamiya (EI) no está del todo deteriorada porque ha convertido un conflicto regional en uno que está golpeando al seno de la Unión Europea, algo que no evidencia que esté reduciendo sus actividades. Es una organización muy bien estructurada, a pesar de las constantes presiones para neutralizarla. Quizá tantos meses de bombardeos de la coalición no hayan dado resultados suficientes y haya que continuar o plantear nuevas vías.

–Ante la pérdida de combatientes, ¿está el Estado Islámico centrando su estrategia en reclutar niños?

–Éste es un factor importante. En el Estado de Irak, el Califato Islámico tiene en la actualidad cuatro campamentos plenamente operativos, donde se instruye generalmente a chicos jóvenes y a yihadistas extranjeros. En este contexto de reducción de combatientes, se podría estar dando un impulso que promueve y obliga a los más pequeños de las familias a ser reclutados como combatientes con el objetivo de que defiendan la estabilidad del Califato. En Siria también está sucediendo lo mismo, pero no con tal intensidad porque está siendo duramente golpeada por Rusia.

*Analista experto en radicalismo islamista