Los mejores discursos y momentazos de otras asambleas de la ONU: Del “huele a azufre” de Chávez al zapato de Kruschev

Los debates y discursos que tienen lugar en el «parlamento Mundial» han dejado polémicas y grandes arengas que ya forman parte de la historia. Estos son los mejores seis para LA RAZÓN

Felipe VI interviene ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2014. EFE/Ballesteros
Felipe VI interviene ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2014. EFE/Ballesteros

Los debates y discursos que tienen lugar en el «parlamento Mundial» han dejado momentazos y grandes arengas que ya forman parte de la historia. Estos son los mejores seis para LA RAZÓN.

Como cada septiembre, numerosos líderes mundiales participarán a partir de este martes en la Asamblea General de la ONU en Nueva York. Los debates y discursos que tienen lugar en el “parlamento Mundial” han dejado momentazos y grandes arengas que ya forman parte de la historia. Estos son los mejores seis para LA RAZÓN.

Chávez y el olor a azufre

El 20 de septiembre de 2006, el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aseguró que la participación del para entonces presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas había dejado un olor a azufre y lo comparó con el diablo. “Ayer vino el Diablo aquí, ayer estuvo el Diablo aquí, en este mismo lugar. Huele a azufre todavía a esta mesa donde me ha tocado hablar”. También, durante aquel discurso, Chávez recomendó el libro de Noam Chomsky “Hegemonía o supervivencia”, asegurando que "es excelente para entender lo que hoy está pasando en el mundo y la amenaza que se cierne sobre el planeta la pretensión hegemónica del imperialismo norteamericano que pone en riesgo la supervivencia del planeta".

• El discurso más largo de la historia

El 26 de septiembre de 1960, apenas 19 meses después del triunfo de la Revolución cubana, Fidel Castro se presentó ante la Asamblea General y se aseguró un lugar en el Libro Guinness de los Récords al pronunciar un discurso de 4 horas y 29 minutos, el más largo en la historia de la ONU. Sus primeras palabras fueron: "Aunque nos han dado fama de que hablamos extensamente, no deben preocuparse. Vamos a hacer lo posible por ser breves".

• La jaima del Muamar Gadafi

Al líder libio -ejecutado en 2011 tras perder el poder durante la Primavera Árabe- le gustaba viajar con su tienda beduina. También lo hizo en 2009 durante su visita a Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU, sin embargo, finalmente se le prohibió que la instalase en Central Park.

• Mahmoud Ahmadinejad

El ex presidente iraní Ahmadinejad decidió compartir su teoría sobre los atentados del 11-S durante la sesión de 2010. "Algunos sectores dentro del Gobierno de EE UU orquestaron los ataques de 2001 con el objetivo de revertir su declive económico, mejorar su posición en Oriente Medio y salvar al régimen sionista de Israel", afirmó el mandatario. Ante sus palabras, abandonaron la sala en protesta los representantes de 33 delegaciones diplomáticas –incluyendo a todos los miembros de la Unión Europea-.

• Netanyahu y su dibujo de la bomba

En 2012, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, habló ante la Asamblea General sobre la amenaza procedente de Irán. Para dejarlo aún más claro, mostró un dibujo de una bomba con una línea roja, un dibujo que recordaba a un cómic y desató las gracias en la red.

• Kruschev y su zapato

Sin duda, uno de los momentos célebres de la Asamblea General. En 1960 el líder de la Unión Soviética, Nikita Kruschev, golpeó el estrado con su zapato como protesta por una discusión sobre la posible independencia de los países satélites de la URSS en el Este de Europa, un comportamiento que ocupó todas las portadas y crónicas de la época.