Internacional

Una princesa saudí condenada por ordenar una paliza a un trabajador

Su guardaespaldas lo ató y lo golpeó porque supuestamente había grabado con su móvil a la hija del rey saudí

Su guardaespaldas lo ató y lo golpeó porque supuestamente había grabado con su móvil a la hija del rey saudí

Publicidad

La hija del rey de Arabia Saudí, Hassa bint Salman, ha sido sentenciada a 10 meses de prisión por ordenar a un guardaespaldas que agrediese a un empleado en el lujoso piso donde esta se alojaba en París.

El trabajador, llamado Aahraf Eid, asegura que la princesa le acusó de grabarla con un teléfono móvil, y dio órdenes a su guardaespaldas para que le robase el móvil. Y este le ató las manos, lo golpeó y lo pateó. Después obligó a Eid a besar los pies de la princesa, mientras que esta le recriminaba: “vigila cómo le hablas a una princesa, cómo le hablas a la familia real”.

Publicidad

La hija del rey saudí, Salmán bin Abdulaziz, y hermana del príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, ha negado sistemáticamente cualquier agresión. Según el abogado de la hija del rey saudí, la mayoría de las declaraciones hechas por Aahraf Eid son falsas: “No hubo robo, y no hubo violencia (...) los certificados médicos demuestran que las acusaciones son fantasiosas”.

Publicidad

Aún con todo, la princesa no estaba en el tribunal para escuchar el veredicto. La defensa considera injusta la sentencia, por lo que presentará una apelación para recurrir la sentencia del Tribunal francés.