Maduro enfría las relaciones con España

El Gobierno venezolano califica de “show barato” las imágenes que lo vinculan a Podemos, la CUP y ETA y acusa a Rajoy de “injerencismo” con fines intervencionistas.

Venezuela recrudece las ya de por sí tibias relaciones con España. El Gobierno bolivariano instó al presidente español Mariano Rajoy a abandonar “su show barato” con fines “intervencionistas” en el país y anunció que someterá a “revisión integral las relaciones bilaterales”. El Ejecutivo de Nicolás Maduro justificó esa decisión por lo que considera “injerencismo” del presidente español y por la publicación de las imágenes de miembros de Podemos, la CUP y el entorno de ETA subiéndose a un avión del ejército venezolano.

El Gobierno revolucionario denuncia “ante la comunidad internacional la pretensión de las altas autoridades españolas en propiciar situaciones de orden humanitario en Venezuela para justificar una intervención internacional en nuestro país. Rechazamos ampliamente este guión intervencionista inscrito en la Guerra No Convencional contra Venezuela”, reza el final del comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores bolivariano.

De ese modo, el Gobierno de Maduro dinamitó las mermadas relaciones diplomáticas entre ambos países, crispadas en la última semana. El Ministerio de Exteriores español convocó el jueves al embajador venezolano en Madrid para pedir explicaciones por los posibles lazos del Gobierno revolucionario con grupos secesionistas, así como por los constantes ataques de Maduro, que calificó a Rajoy de “intervencionista, racista y colonialista”. Una saga de calumnias que van desde “basurita” hasta “sicario”.

A través de su comunicado del viernes, el Gobierno revolucionario mostró su “más absoluto rechazo ante la reiterada injerencia” en los asuntos internos de Venezuela por parte de Rajoy, quien esta semana pidió convertir a Venezuela en un país “libre y democrático”. Por otro lado, el Gobierno bolivariano tilda de “show barato” las imágenes difundidas por Antena 3 donde que ponen de relieve el contacto de miembros de Podemos, la CUP y el entorno de ETA con el chavismo: “Llama poderosamente la atención que conviertan en espectáculo un encuentro de intelectuales realizado hace más de 400 días”.

La oposición venezolana, con mayoría en la Asamblea, avanzó que supervisará las relaciones exteriores de Venezuela, aunque no sean competencia del Legislativo. “Vamos a investigar la financiación a grupos terroristas como ETA y las irregularidades en los fondos destinados a Podemos”, aseguró el diputado opositor, Juan Guaidó, a este diario sobre los planes de su grupo de llevar esos casos a la comisión parlamentaria de Controladoría. Los medios locales también se han hecho eco de las últimas informaciones sobre esa vinculación que ensancha la brecha entre ambos países.