Zimbabue aprueba una nueva constitución que limita los poderes de Mugabe

Los ciudadanos de Zimbabue aprobaron, con un 94,5 por ciento de votos a favor, la adopción de una nueva constitución que contempla la reducción de poderes ejecutivos del presidente del país, Robert Mugabe, según datos publicados hoy por la Comisión Electoral Independiente del país.

Esta nueva carta magna, un paso indispensable para la celebración de las elecciones previstas para el próximo julio, supone que Mugabe no podrá declarar el estado de emergencia sin la aprobación del Parlamento zimbabuense.

Asimismo, el texto limita a dos mandatos de cinco años cada uno el tiempo que puede estar el presidente en el poder, por lo que Mugabe, que lleva al frente de Zimbabue desde 1980, podría liderar, cómo máximo, una década más.

El presidente de la Comisión Electoral zimbabuense, Lovemore Sekeramayi, desveló hoy que 3.079.966 personas votaron a favor de la nueva carta Magna, mientras que 179.489 se opusieron y hubo 56.627 votos nulos.

"El borrador de la Constitución ha sido adoptado por el pueblo zimbabuense como la Constitución de Zimbabue", apuntó Sekeramayi en declaraciones a la emisora estatal ZBC.

La nueva norma pasará ahora al Parlamento del país africano y será aprobada por Mugabe.

La aprobación de la Carta Magna no es ninguna sorpresa, ya que la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF) de Mugabe y el Movimiento por el Cambio Democrático (MDC, en su acrónimo inglés), liderado por el primer ministro, Morgan Tsvangirai, hicieron campaña por el "sí".

El MDC -antiguo partido opositor que comparte el poder en un gobierno de unidad nacional con la ZANU-PF de Mugabe desde principios de 2009- aseguró que el texto supone una mejora respecto a la anterior norma vigente, ya que recoge derechos como el de libertad de expresión.

La redacción de la Carta Magna se prolongó durante cuatro años de disputas entre el MDC y la ZANU-PF y varios críticos señalan que todavía se le conceden demasiados poderes al jefe de Estado, como la eliminación del cargo de primer ministro y, por tanto, la designación directa de los miembros del Gabinete.

Asimismo, el presidente podrá convocar elecciones en vez de estar estipuladas de forma constitucional.

La nueva Constitución no se aplicará de forma retroactiva, por lo que Mugabe (que lidera el país desde 1980, primero como primer ministro y, después, como presidente) podría presidir el país diez años más, hasta sus 99 años..

Zimbabue votó el pasado sábado en un referéndum constitucional que contó con una baja participación ciudadana.