Álvaro de Luna: “El que diga que la fama no te cambia, está mintiendo”

El artista sevillano acaba de lanzar su primer álbum de estudio ‘Levantaremos al Sol’.

Álvaro de Luna presenta su primer álbum.
Álvaro de Luna presenta su primer álbum. FOTO: @ximenaysergio

Que la vida es corta y todo lo que viene va. Y ese mensaje siempre tiene mucho más sentido si nos lo canta el chico de la sonrisa eterna. El que nos hizo jugar a ‘Indios y Vaqueros’ y pensar que todo volvería a la normalidad tras la pandemia con su ‘Juramento eterno de sal’. El que dijo ‘Quiero’ y luego nos enseñó que el amor más bonito también ‘Duele’. Sí, estamos hablando de Álvaro de Luna, el sevillano que a sus 28 años ya ha conquistado a toda España a ritmo de sus sentimientos, de sus historias más personales y todo endulzado con esa voz rota que llega al alma para apretarla bien fuerte.

“Un tipo normal que se desnuda ante quien lo escucha, que quiere transmitir y llegar al corazón de la gente”. Así se define Álvaro de Luna y yo no encuentro mejor manera de hacerlo. Como la fotografía que ha elegido para ilustrar su primer álbum, ‘Levantaremos al sol’. Un chico con la camisa abierta, que nos desnuda su alma para cantarnos la historia más bonita que jamás ha contado. Esa historia de amor (de película) que él ha tenido la suerte de vivir y de la que ahora nos quiere hacer participes a todos en un acto de máxima generosidad. Ese niño que soñaba con llegar a la luna mientras no dejaba de mirar las estrellas para perseguir sus sueños. Porque como él dice, ten cuidado con lo que sueñas, porque los sueños se cumplen. ¡No te pierdas la entrevista de Lifestyle con Álvaro de Luna!

¿Qué tal, Álvaro? Debes estar en una montaña rusa de emociones con tu primer disco ya en las manos.

La verdad es que muy contento y muy ilusionado que después de tanto tiempo ya se haya materializado el disco. La verdad es que tenía muchas ganas de publicarlo ya y poder recibir el feedback de la gente con las firmas de discos y los conciertos. Ya no solo poder hablar con la gente por redes, si no poder verlos de nuevo cara a cara y que te den su opinión. Tenía muchísimas ganas de este momento. Muy emocionado la verdad.

Te voy a ser sincera, se me hace muy raro hablar del primer disco de Álvaro de Luna después de tantos años escuchando tu música.

(Risas) ¡Claro! El primero y por eso me hace tantísima ilusión porque con Sinsinati al final no hicimos disco y con mi nuevo proyecto en solitario tenía muchas ganas de que saliera porque la gente ha ido conociendo canción a canción pero en realidad el álbum habla de una historia completa y quiero que la escuchen de principio a fin seguida.

Una historia de amor...

Sí, de las fases de una historia de amor. Por eso tenía tantas ganas de que saliera para que la gente entienda todo bien. Digamos que habían escuchado capítulos sueltos y ahora me apetece que escuchen la historia completa de principio a fin y entiendan todo que es muy bonito.

Una historia de amor que va desde las primeras mariposas, hasta que te rompen el corazón. Y con el nuevo single de ‘Levantaremos al sol’ yo tengo la sensación que define a la perfección ese momento de madurez, de aceptar que la relación se ha roto pero quieres ver a la otra persona feliz, empoderada y cumpliendo sus sueños.

Efectivamente. Es ese reclamo de esperanza cuando todo va mal, esa luz. Además, ‘Levantaremos al sol’ fue la primera canción que compuse del disco y lo bonito es que salió todo muy natural y orgánico. Y no puedo estar más feliz con la aceptación que le está dando la gente. Les ha parecido una canción muy alegre que al final es lo que necesitamos en estos momentos que estamos viviendo todos que ahora parece que estamos empezando a salir de toda esta pesadilla que ha sido la pademia...

Bueno, estamos saliendo de la pandemia pero ha empezado una guerra...

Ya, eso es verdad. Necesitamos más optimismo que nunca porque si no acabamos perdiendo la cabeza.

Tengo que decirte que ‘Levantaremos al sol’ me ha dado la misma energía que ‘Juramento eterno de sal’ en su momentp. Yo ya la tengo en bucle y me da la sensación que va a pegar igual de fuerte.

¿Sí? ¡Ojala! (risas). ¡Qué guay, que alegría! A mi me encantaría que se repitiera el éxito o al menos que tuviera su momento de gloria porque es una canción muy vitalista y nos apetece escuchar esas canciones que nos devuelvan esa chispa.

En la presentación del disco, apareció Rayden en el escenario y te dijo una cosa preciosa, “eres la voz rota que España necesitaba”. Me emocionó y todo, no me quiero imaginar a ti. ¡Para casarte con él!

(Risas) No me caso con Rayden porque está felizmente enamorado, pero es un cielo y lo adoro. Es muy buen amigo y yo no tenía ni idea de que iba a ser el maestro de ceremonia. Fue una sorpresa súper grata porque yo soy un cuadro y lo invité la tarde de antes sin saber que él ya venía. Yo estaba muy nervioso y que alguien piense eso de mi, me puse muy tierno en ese momento.

Se te veía ese ilusión en los ojos, como un niño pequeño en el escenario.

De hecho, soy un personajazo, porque estaba en una presentación y me vine arriba como si estuviera en un bolo. Hice cosas que no debería haber hecho pero simplemente por la alegría que sentía, animaba a la gente...

Sí, a la prensa nos pusiste difícil controlarnos y no saltar a bailar...

(Risas). ¡Claro! Yo me tenía que haber contenido un poquito pero me hacía tanta ilusión presentarlo que estaba como un niño. Fue muy pero que muy guay.

Y si ese momento lo estuviera viendo por una ventana del tiempo aquel Álvaro que dejó Sevilla, de ser técnico de radio para venirse a Madrid a luchar por su sueño. ¿Qué le dirías?

¡Guau! Le diría que cuidado con lo que sueña porque los sueños se cumplen.

¿Sigues sintiendo vértigo? Porque en la carta abierta que publicaste al dejar Sinsinati, hablabas de vértigo que sentías en dejar todo para luchar por tu proyecto en solitario.

Ya no, porque he visto el cariño que le ha dado la gente a mi proyecto. Me he sentido muy respaldado por mis amigos y por los compañeros de la industria. Digamos que ahora es cuando empiezo a disfrutar todo lo que ha pasado y está pasando. Porque ha sido todo tan raro con la pandemia y tan rápido que hubo un momento que no lo estaba disfrutando. En ese sentido ahora estoy más tranquilo y más feliz valorando todo lo que ha pasado en este tiempo.

Ha pasado todo muy rápido, pero recuerdo que me decías la última vez que hablamos que si no hubiera sido por la pandemia no te hubieras atrevido a lanzarte en solitario. Ese momento que todos vivimos de, o lo hacemos hoy o a lo mejor mañana ya no estamos.

Es que te juro que era algo que pensaba, porque tenía estas canciones que hablaban de mi y veía muy difícil que encajaran en Sinsinati. Éramos un grupo y no podías contar las historias de la misma manera. Pensé, si se acaba el mundo, porque parecía que se iba a acabar, de repente un virus mortal paraba el planeta entero. Yo dije lo sacó, disfruto y que tenga lo que tenga que pasar.

Y lo que ha pasado es que ha sido un éxito y aquí estás con tu primer disco. Pero con estos años de locura, ¿cómo se hace para mantener los pies en el suelo y no cambiar? Siempre los artistas decís que la fama no os cambia pero a mi me parece imposible.

Es que eso es mentira, el que te diga que no cambia es una mentira. Aunque tu quieras pensar que no has cambiado, todo el mundo cambia.

¡Y no es malo!

Claro que no es malo, pero eso pasa mucho que te digan “joder como has cambiado”. Al final la vida da muchas vueltas y lo que hoy era rojo, mañana es amarillo. Y lo que te gusta hoy a lo mejor mañana no te gusta, entonces todo el mundo cambia. A mi me ha ayudado a mantener los pies en el suelo que me siento el mismo tipo de hace unos años. Sigo estando con mi familia, con mis amigos, cuidar las amistades de toda la vida que viviendo en Madrid es complicado. Pero es que tengo una madre que es gloria bendita.

Me acuerdo de tu madre, que vino a la última entrevista que te hice.

Esa es la que siempre me pone los pies en el suelo. Y de hecho lo digo y lo diré siempre, es la primera persona a la que le mando cada canción que hago y la primera que la escucha. Lo bueno de ella, es que es mi madre y me quiere mucho, pero es muy crítica y eso es muy bueno, que tengas alguien que te quiere y le dueles, que te diga las cosas claras.

Los pies en el suelo, ¿pero cómo llevas la fama? Porque has pasado de salir al principio con gafas de sol a un escenario por lo vergonzoso que eras, a que te conozca la gente por la calle.

Lo llevo bien, la verdad. Me da mucha alegría que la gente me felicite o me pida una foto. Es muy guay después de tantos años en la sombra esperando que esto pasara. No puedo estar más que agradecido.

En ‘Levantaremos al sol’, además del single, hay tres canciones más inéditas. ¿Qué tipo de Álvaro encontrará la gente en estos nuevos temas?

Estos tres temas tienen otra onda en cuanto a sonido, para mi son muy bonitos porque hablan de tres momentos muy importantes en la historia. Ese momento que aceptas que la persona con la que estabas rehaga su vida, pero sigues teniendo en mente todas las cosas buenas que has vivido. De como se mantienen los recuerdos vivos, que quieres que la otra persona esté bien aunque no esté contigo. Son canciones muy especiales, de hecho tengo muchas ganas de tocar ‘Nos quedará' en directo.

Cuando lanzaste ‘Duele’ me dijiste que era tu canción favorita de todas las que has escrito...

Y creo que sigo pensando lo mismo. No estoy en el mismo punto emocional ni personal pero sigo pensando lo mismo porque es una canción muy diferente, muy de verdad, muy honesta. Es una canción muy especial por como la compuse, por como surgió todo. Es mi favorita. Es una historia preciosa la que cuento en todo el disco, la sabemos ella y yo, pero es preciosa.

‘Duele’ es la canción con la que más te has abierto y es también un reflejo de ese Álvaro descamisado de la portada del disco.

Exacto, ¡qué bien lo has entendido todo! Decidimos plasmar esa imagen de un tipo normal en medio de la nada que solo tiene canciones. Muy artesano, muy sincero y es un disco que le he puesto muchas horas y mucho cariño. Un tipo normal que se desnuda ante quien lo escucha y que quiere transmitir y llegar al corazón de la gente.

“Sigue tu camino, vuela y no te detengas”, eso es lo que dices en ‘Levantaremos al sol’, y acostumbrados ya a letras más machistas que denigran a la mujer que bonito es que le cantes al empoderamiento de ese amor que ya no está en tu vida.

Es algo con lo que convivo pero no entiendo. Tenemos una responsabilidad con la gente que nos escucha, tendrían que haber más canciones con este mensaje. Decir que quieres que esa persona sea feliz aunque no esté contigo. Creo que hay géneros en los que se sobrepasan barreras que no se tienen que pasar por esa responsabilidad que tenemos. Porque la música tiene que ser para transmitir y concienciar.

Y para transmitir y concienciar que mejor que esta pedazo de gira que tienes. Empiezas en Granada, después Madrid y de momento terminas en Barcelona.

Estamos preparando un show que no tiene nada que ver con lo que hemos hecho. Es un show con luces, con animación, creo que el que venga no se va a arrepentir y va a pensar que ha merecido la pena. Y lo que más alegría me da es que empezamos la gira en un momento que tenemos más libertad. Si vienes a alguno vas a flipar porque empiezo seco y salgo empapado que parece que me haya metido debajo de la ducha.