La barra de labios, una cuestión de feminidad

Que el rojo ha sido el color más usado a la hora de embellecer los labios femeninos no es ningún secreto. Ya en la antigua Mesopotamia, hace miles de años, las mujeres se aplicaban una mezcla de piedras semi-preciosas trituradas para embellecer los labios, al igual que se hacía en la antigua India.

Usar el pintalabios es el gesto en el que comienza la feminidad, aquel que, gracias a sus múltiples facetas, simboliza la sensualidad, la alegría y la luminosidad. No sin fundamento dicen dicen que maquillarse los labios es como ponerse tacones: aunque los primeros pasos pueden resultar intimidantes, una vez la mujer se acostumbra el gesto se vuelve intuitivo, espontáneo y sencillo.

El pintalabios es un compañero fiel en cada instante, cómplice de cada experiencia. Su uso invita a cambiar de estilo y refleja el estado de humor del momento. Un básico esencial que revela todas las facetas de la feminidad y que inspira alegría, generosidad y vitalidad.

PODER FEMENINO... A principios del siglo XX muchas sufragistas estadounidenses usaban lápiz de labios rojo como símbolo de independencia y desafío femenino para escapar de las actitudes victorianas de la época.

UN BÁSICO DE LAS DIVAS... Cuentan que la actriz Elizabeth Taylor sentía tanta fascinación por el rojo de labios que quiso prohibir su uso a las demás mujeres del ‘set’ de rodaje. Pese a todo, la obsesión por el pintalabios ya era tal en los años cincuenta que ni ella ni nadie podía impedirla.

Por otro lado, la diseñadora Coco Chanel, fundadora de la célebre ‘maison’ francesa solía recordar una poderosa frasa relacionada con la atracción masculina que producía el carmín: ¡“Señoras, poneros rojo en los labios y al ataque”!

MUJER ROUGE. La actriz británica Keira Knightley, quien ya era la imagen de la fragancia Coco Madmoiselle, se ha convertido en el rostro de la nueva gama de labiales Rouge Coco. La nueva línea viene con tonos que van desde el nude más clarito al borgoña pasión, sin olvidarse de su rojo estrella, que Knightley sabe lucir con una perfecta feminidad y elegancia.

EL ROJO CONTRA LA CRISIS... Aunque parezca irónico, durante la Gran Depresión de la década de 1930 la compra de pintalabios rojos creció desproporcionadamente. Por esa época se veía este cosmético como un símbolo de la sexualidad adulta.

Un color para cada mujer

La paleta de colores de los pintalabios puede ser infinita y abarca a cada tipo de mujer. Lo importante es que el tono elegido sea fácil de llevar y ayude a hidratar los labios, como el Hydraboost complex de la nueva colección ‘Rouge Coco’ de Chanel.

LOS ‘NUDES’

De la elegancia del beige carnal, solar o en tonos albaricoque al marrón rojizo y profundo. Estos tonos son ideales para cualquier tipo de piel y permiten resaltar los ojos a la vez que consiguen un ‘look’ 100% natural.

LOS NARANJAS

Luminosos y alegres, los tonos melocotón rosados, los albaricoque ácidos y los corales cobrizos siempre le otorgan una imagen de vitalidad al rostro. Para conseguir un labio perfecto son ideales aquellos tonos que se aprecian más amarillos o con pigmentos dorados.

LOS ROSAS

Tiernos, frescos y empolvados: el rosa en todas sus facetas es un color emocionalmente relajado, que influye en nuestros sentimientos. Este color, tan vinculado a la feminidad y la sensibilidad, desprende inocencia, cariño, amor y protección.

LOS ROJOS

El rojo clásico, ardiente, del más luminoso al más intenso de los granates. Un básico indiscutible que favorece a todas las mujeres y les otorga seducción, poder y feminidad.

LOS VIOLINES

Tonos originales con mucho carácter, del extrovertido fucsia al carismático grosella. Ideales para ser el centro de atención en un evento, ya que desprende una gran personalidad en cualquier tipo de rostro.