Pamela Anderson se pasa con el bisturí

La ex vigilante de la playa aparece irreconocible en su último acto público

Pamela Anderson en la serie Los vigilantes de la playa
Pamela Anderson en la serie Los vigilantes de la playa

La ex vigilante de la playa aparece irreconocible en su último acto público

Boquiabiertos. Así nos hemos quedado al ver a Pamela Anderson en su última aparición pública. La que dio vida en los 90 a la explosiva Casey Jean Parker en «Los vigilantes de la playa» acudió la semana pasada a una cena benéfica en California junto a su hijo, Brandon Thomas Lee, y a su llegada al «photocall» sorprendió a los presentes con un rostro muy cambiado.

Tras publicarse las fotografías, las redes sociales no tardaron en debatir sobre su sorprendente cambio de cara. Mientras unos intentaban quitar hierro al asunto explicando que Pamela tan sólo iba mal maquillada, para otros era indudable que se había sometido a una rotunda –y no muy favorecedora, a juzgar por las imágenes– cirugía estética, versión que ha sido apoyada por medios como «Cosmopolitan».

Lo cierto es que sus actuales rasgos faciales nada tienen que ver con los que vimos en la que había sido hasta la semana pasada su última aparición pública, el pasado 18 de diciembre, cuando viajó a París para asistir a la 13ª edición del certamen Top Model Bélgica. Entonces vimos a una Pamela radiante y natural que aún nos recordaba a esa rubia sexy de bañador rojo que irrumpió en los 90 en los sueños de millones de espectadores.

La ex vigilante de la playa, hoy de 49 años, se suma así a la lista de famosos que se aferran al bisturí como fórmula anti vejez. Es el caso de la actriz Renée Zellweger, que este mismo mes se pronunciaba a favor de la cirugía frente a las críticas contra ella por haberse operado: «No es que le importe a nadie, pero he decidido cambiar mi cara y operarme los ojos». No piensa igual Jodie Foster, quien recientemente declaró: «Prefiero que digan “esa chica tiene una nariz fea” a que comenten “a ésta le han dejado la nariz fatal”».

«Echo de menos “Los vigilantes de la playa”»

Lo último que sabíamos de Pamela Anderson es que había decidido desvincularse del proyecto que este año llevará a la gran pantalla una película inspirada en la serie a la que la rubia le debe su fama. Sin embargo, las cifras le han hecho cambiar de opinión: «Al principio me pidieron el favor de hacer un cameo, pero yo sólo hago favores por los animales. Así que al final han entendido que tenían que pagarme», ha reconocido. «Echo de menos “Los vigilantes de la playa”. Fue el mejor trabajo del mundo», concluye.