Música

Julia Medina: "Aprendo a bailar, bailando y aprendo a vivir, viviendo. Como con el disco"

Después de su paso por OT, la gaditana lanza su primer disco, 'No dejo de bailar'.

Después de su paso por OT, la gaditana lanza su primer disco, 'No dejo de bailar'.

Hay artistas que viven de la música, y otros que son música. Julia Medina es del segundo grupo. De esas personas que son melodía cuando hablan, y que casi aprendieron a cantar a antes de hablar. Es difícil no verla pegada a su guitarra, componiendo, aprendiendo y viviendo. De voz cálida y dulce, enamoró al público en su paso por Operación Triunfo y ahora quiere seguir haciéndolo con 'No dejo de bailar', su primer disco con 10 canciones que reflejan su verdadera esencia. Se descubre a si misma y deja de ser aquella chica tímida detrás de su guitarra y su música. Sigue aprendiendo, sigue bailando y sigue viviendo. Julia en estado puro.

Durante este tiempo, no ha dejado de bailar. En plena promoción del disco con firmas en distintas ciudades de España, y con el estreno de la gira el próximo febrero, charlamos con Julia en plena vorágine de su debut en la industria musical.

'No dejo de bailar' es un disco que tiene tu sello. Un disco de autor. ¿Es el disco que soñabas siempre con hacer?

Sí, por supuesto. Estoy muy orgullosa del trabajo que he hecho. Es el disco que quería hacer es este momento de mi vida, totalmente.

Un disco que ya lo hemos podido escuchar entero, con dos vertientes una más pop y otra más de autor.

Es lo que soy yo. Escucho mucha música y a la hora de producir o crear música es lo que sale de dentro. Con el disco me descubro a mí misma.

¿Por qué has elegido ‘Dime’ como single?

Representa esta vertiente más pop, melódica y clásica. Aunque es una balada, tiene mucha fuerza y me permitía demostrar más vocalmente. Fue la canción que más nos gustó a todo el equipo, también representa la parte más pop clásico de todo el álbum.

“Dime no me dejes sola”, el concepto de soledad se repite mucho en todo el disco...

Mi madre cuando escuchó todo el disco me dijo, “puede ser que tu seas un poquito dependiente” (risas). Pero bueno, todos hemos sentido eso de la soledad y de querer estar con alguien como sea.

¿Puede ser que al salir de OT te sintieras sola, pese a estar rodeada de tanta gente?

Puede ser que sí, al final todas las canciones se han compuesto después de la academia y a lo mejor tiene algo que ver. No sé, lo estoy descubriendo ahora (risas).

'No dejo de bailar', aunque se te de fatal, como sinónimo del camino de la vida.

Aprendo a bailar, bailando y aprendo a vivir, viviendo. Para mi es una buena comparación y un título muy bonito.

¿Cuándo empezaste a trabajar en el disco?

Cuando salí de la academia y pasaron las navidades y puse un poco los pies en la tierra.

Cuentas que después de OT, has borrado de tu memoria los 3 meses siguientes a tu salida...

Al final estas tres meses encerrado, sales y no tienes horarios ni una rutina... Entonces tengo esos meses un poco borrosos, pero ya estoy bien. Ya me he recuperado (se ríe).

¿Cómo fue la primera vez que tuviste el disco en las manos? ¿Qué sentiste?

Fue en la fábrica, que fui a firmar los discos de preventa... Y los vi todos allí, en un montoncito, en una caja... Y los cogí, los abrí, los olí, como un libro cuando estabas en el colegio y te daban el libro de matemáticas (risas).

Un disco que tiene colaboraciones muy especiales.

En el caso de Carmen fue una canción que escribí que me recordaba mucho a ella y se la fui a enseñar con miedo, ya que se que es muy sincera y si no le gustaba me lo iba a decir... Pero no, se la enseñé y le encantó. Y con Pedro estuvimos componiendo juntos y al acabarla estábamos emocionados, y al llegar a casa pensé que la quería cantar con él y se lo dije. ¡Estoy súper contenta!

¿Te has encontrado la industria musical que pensabas?

No, antes de entrar a OT tenía muchos prejuicios pero se han desvanecido todos. Porque me han dejado hacer el disco que yo quería, aún hay gente de mi familia que me pregunta si me han dado el disco hecho...Para mi misma ha sido una sorpresa, por la confianza que me dieron.

Ya has empezado las firmas de discos...¿Cómo han recibido tus fans el trabajo?

Ese momento es precioso. Te regalan su amor y tu no los conoces, pero nos intercambiamos una energía muy bonita. Siempre les pregunto que canción del disco les gusta más y cada uno me dice una diferente, no se que significa eso... ( se ríe).