Fino viejo

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Jerez se mueve. Estamos viviendo una afortunada recuperación de los vinos generosos del Marco gaditano. El triángulo mágico que componen, además, Sanlúcar y el Puerto, gana adeptos en busca de esos vinos tan singulares, cuya sabiduría se transmite de capataz en capataz. Y, entre tantos buenos y algunos nuevos ejemplares, nos llama la atención un fino de esos que bebemos como antes. Fino en rama Cruz Vieja es la expresión de una bodega familiar, antaño almacenista, que hoy pretende recuperar la tradición de un fino genuino y seco. En esta casa bodeguera, todo se embotella en rama, lo que es una muestra de pureza y de respeto, como en este fino a la crianza biológica. Y por eso resulta punzante, intenso, gordo, sin los matices amanzanillados hacia los que derivan, incomprensiblemente, muchos finos actuales. Sus notas aromáticas son igualmente contundentes, pues el fruto seco es también auténtico, al mismo tiempo que un característico tono aldehídico. Fino potente, que nos da guapura para andar por la vida. Uno se imagina un paseo por las tabernas jerezanas mirando el futuro con el respeto al tiempo perdido. La pureza, la raza, la complejidad son notas descriptivas de un fino tan viejo como las soleras de las que nace. Un fino tan hondo como un cante callado y unas verónicas de Paula. Un toque en barra de madera para la confidencia y el respeto a lo antiguo.

Bodegas: Faustino González.

D.O: Jerez.

Nombre: Fino en rama Cruz Vieja.

Precio: 20 euros.

Web: faustinogonzalez.com