Actualidad

El estilo de Brigitte, pura esencia Vuitton

La primera dama francesa deslumbró en la toma de posesión de Macron con un «total look» de Nicolas Ghesquière.

La primera dama francesa deslumbró en la toma de posesión de Macron con un «total look» de Nicolas Ghesquière.

Publicidad

Brigitte Trogneux, la nueva primera dama de Francia, caminó sola por la alfombra roja hasta las puertas del palacio del Elíseo para asistir ayer a la toma de posesión de su esposo, Emmanuel Macron. Como François Hollande no ha oficializado su relación con Julie Gayet el protocolo dictaba que en el encuentro entre el presidente saliente y el entrante no estuviera su mujer. Trogneux podría haber optado por llegar junto a sus hijos y nietos, todos presentes en el acto, pero se decidió por hacer su entrada sin compañía.

Evidentemente, acaparó toda la atención con su acertado vestido azul cielo de crepe de lana. El modelo fue diseñado especialmente para la ocasión por Nicolas Ghesquière, director creativo de las colecciones femeninas de Louis Vuitton. La primera dama completó su «look» con una chaqueta del mismo tono de estilo militar y con un bolso modelo Capucines y zapatos de tacón color beige, también de Vuitton. Llevaba el pelo recogido en un moño estilo Audrey Hepburn, maquillaje muy natural –labios rosa pálido y en los ojos una discreta sombra azulada– y muy pocas joyas: apenas unos anillos de oro blanco, pero ni rastro de pendientes o collar.

Su elección no sorprendió, ya que en numerosas ocasiones ha optado por Vuitton para sus apariciones públicas. De hecho, los medios franceses aseguran que Delphine Arnaut, hija del magnate del lujo dueño de LVMH (grupo del que forma parte Louis Vuitton), es su asesora de imagen. La primera dama y la heredera se conocieron gracias a la amistad entre Macron y el millonario Xavier Niel, pareja de Arnault. A través de ella, Trogneux se habría hecho gran amiga de Ghesquière, que ahora le cede muchos de sus mejores «looks».

Publicidad