El juez sólo investigará una denuncia contra el psiquiatra Criado

Matilde Solis es una de las mujeres que denunció al psiquiatra sevillano
Matilde Solis es una de las mujeres que denunció al psiquiatra sevillano

El juzgado de instrucción 19 de Sevilla sólo seguirá investigando una de las ocho denuncias presentadas por otras tantas mujeres contra el psiquiatra sevillano Javier Criado, y lo hará por un presunto delito contra la integridad moral ocurrido en 2015. La asociación que aglutina a las denunciantes, Veritas, ha explicado en un comunicado que el juez Juan Gutiérrez Casillas ha declarado "extinguida por prescripción la posible responsabilidad penal"de Criado por la mayoría de los delitos denunciados el pasado mes de diciembre por ocho mujeres.

En un auto notificado hoy a las partes, el juez no valora la veracidad de los hechos denunciados, pero considera que "los plazos que transcurren entre la fecha en que los hechos se habrían producido y la interposición de la denuncia, rebasan los períodos de 3, 5 y 10 años de prescripción prevista para los delitos denunciados", según Veritas.

Las mujeres denunciaron al psiquiatra por un delito continuado de intrusismo profesional, por omisión del deber de socorro, por un delito continuado contra la integridad moral, tres delitos continuados de abuso sexual, dos de abuso sexual y uno de inducción al suicidio.

La Fiscalía, por su parte, señala en su escrito elevado al juez "los serios indicios de culpabilidad concurrentes en el presente caso", aunque también considera que "procede el archivo parcial de las actuaciones por su prescripción"conforme al artículo 131 del Código Penal.

El psiquiatra, que tuvo que renunciar al cargo de hermano mayor de la Cofradía de Pasión, una de las de mayor solera de la Semana Santa sevillana, fue denunciado finalmente ante el Comité Deontológico del Colegio de Médicos de Sevilla por 32 mujeres.

La Asociación Veritas, que agrupa a 32 víctimas de las presuntas malas praxis y abusos del psiquiatra, ha anunciado que recurrirá el auto del juez.

El argumento del recurso será que los hechos que se están denunciando, y que se llevan produciendo más de 30 años, son constitutivos de un delito continuado cuya prescripción no debe señalarse en función de la fecha en que ocurrieron, sino desde que las víctimas han tenido capacidad para entender lo que les había ocurrido y el daño psicológico producido, añade la asociación.

Muchas de las mujeres, añade Veritas, han arrastrado durante años problemas psicológicos y familiares como consecuencia de unos hechos que han mantenido en silencio hasta que en 2015 conocieron otros casos por redes sociales que les hicieron tomar conciencia del drama sufrido y decidieron denunciarlo.

Efe