El Papa que conquistó a Obama

El pequeño Papa se dirige hacia el presidente Obama
El pequeño Papa se dirige hacia el presidente Obama

Los Obama han abierto un año más las puertas de la Casa Blanca para celebrar la tradicional fiesta de Halloween.

Los Obama han abierto un año más las puertas de la Casa Blanca para celebrar la tradicional fiesta de Halloween. Cientos de niños han acudido a la cita en la residencia presidencial. Con caretas, capas y todo tipo de disfraces terroríficos.

Pero el premio al atuendo más original ha sido para un bebé vestido de papa, montado en un carrito papamóvil, empujado por su padre, que ha captado de inmediato la atención del presidente. El Jardín Sur de la Casa Blanca se ha convertido durante unas horas en un bosque encantado. Y allí, Obama y su esposa, Michelle, vestidos de ellos mismos, han repartido galletas, dulces, barritas de fruta y tarjetas con las imágenes de sus perros Bo y Sunny.