Kim Kardashian, asaltada a punta de pistola en París

El robo ha sido cifrado en unos 10 millones de euros, la mayor parte en joyas.

Kim Kardashian y su marido, Kayne West.
Kim Kardashian y su marido, Kayne West.

La estrella televisiva ha sido víctima de un robo perpetrado por hombres armados y disfrazados de policía que irrumpieron en su habitación de hotel

La estrella televisiva Kim Kardashian ha sido víctima de un robo a punta de pistola en su habitación de hotel de París en la madrugada del domingo al lunes, perpetrado por varios hombres vestidos de policía que se llevaron joyas cuyo valor rondaría los 10 millones de euros (11.24 millones de dólares), según las últimas informaciones que se han ido publicando sobre el suceso.

"Las pérdidas ascienden a varios millones de euros, principalmente en joyas. Todavía está tratando de determinarse la cifra exacta", aseguró un portavoz de la policía a la CNN, afirmando además que la mujer de Kanye West se encuentra ilesa, pero muy alterada.

Las autoridades francesas están intentando recabar toda la información posible sobre el atraco que sufrió la celebridad televisiva en su apartamento de París. El portal de noticias Us Weekly asegura que un paparazzi que habría estado siguiendo los pasos de la celebridad durante su breve estancia en Francia está siendo actualmente interrogado por las fuerzas de seguridad.

Como revela el mismo medio, el citado reportero gráfico habría logrado días antes acceder al restaurante donde la estrella televisiva y sus hermanas Kourtney y Kendall cenaban tras asistir a uno de los desfiles de la Semana de la Moda en la capital francesa, haciendo uso para ello de un uniforme de policía similar al que utilizaron los ladrones que le asaltaron. Sin embargo, por el momento las autoridades francesas no han ofrecido más información sobre el supuesto vínculo que el fotógrafo tendría con los hechos.

El ministro del interior francés ha aclarado que nadie resultó herido durante el robo, que tuvo lugar alrededor de las tres de la mañana, y que no llegó a dispararse ningún arma.

La popular celebridad fue encerrada en el cuarto de baño de su habitación de hotel mientras los desconocidos desvalijaban el dormitorio y huían con varias piezas de joyería y dos teléfonos móviles.

Se desconoce si en el momento del asalto Kim Kardashian se encontraba acompañada por sus hijos -North (3 años) y Saint (9) meses- o por alguno de los miembros de su famosa familia, como su madre Kris Jenner o sus hermanastras Kendall y Kylie, que también se encuentran en la capital francesa en el marco de la Semana de la Moda de París.

Kanye West estaba ofreciendo un concierto en Nueva York cuando se enteró de lo ocurrido. El rapero se disculpó ante el público alegando que se trataba de "una emergencia familiar"antes de abandonar rápidamente el escenario.

Varios rostros conocidos y amigos del matrimonio no han tardado en enviarle su cariño y apoyo a través del medio favorito de Kim, las redes sociales, para pedir además respeto y afear el comportamiento de aquellos que han utilizado un suceso tan terrible como excusa para mofarse públicamente de la pareja.

"La fama es algo interesante. Se supone que las celebridades tenemos que querernos, chicos, incluso sabiendo que no perderíais la oportunidad de hacer un meme de nuestros cadáveres para conseguir más retuits", se lamentaba la modelo Chrissy Teigen.

"Esta noche la gente está haciendo bromas sobre Kim Kardashian, pero harían bien en recordar que es una madre, una hija, una esposa y una amiga. Sed amables o cerrad la boca", aseguraba por otra parte el presentador James Corden.

Bang Showbiz