La doble vida de Mourinho

El entrenador habría mantenido una larga relación extramatrimonial, según desvela la prensa británica, con Prue Carter-Robinson, de 41 años.

José Mourinho y su mujer, Matilde, el día del entierro del padre del entrenador en junio de 2017
José Mourinho y su mujer, Matilde, el día del entierro del padre del entrenador en junio de 2017

El entrenador habría mantenido una larga relación extramatrimonial, según desvela la prensa británica, con Prue Carter-Robinson, de 41 años.

José Mourinho saca a relucir su odio por la prensa española a la mínima oportunidad. No lo oculta. Es superior a sus fuerzas por el hecho de que en España el día a día de su trabajo no está desligado de la presencia de los medios de comunicación, como sí lo está en Inglaterra. Sin embargo, ha sido la prensa británica quien le ha lanzado el ataque más furibundo, directo a lo personal, a su familia, a lo que más puede dolerle. Con muchos detalles, «The Sun» ha desvelado, ahora que el portugués ya no es entrenador del Manchester United, la relación extramatrimonial de larga duración que el portugués, casado hace 29 años y con dos hijos (Matilde, de 21, y José, de 18), habría mantenido. El técnico intentó una maniobra legal para evitar que «The Sun» difundiera la información y las fotografías de la pareja, pero no hubo caso.

La doble vida de Mourinho habría comenzado en 2010 cuando era entrenador del Real Madrid y conoció a Prue Carter-Robinson, de 41 años, catorce menos que él. Desde entonces, las escapadas a lugares exóticos se sucedieron en el tiempo, tal y como ella daba cuenta en sus redes sociales –tomando una copa en Madrid o caminando descalza por una paradisíaca playa con «Mou»– hasta que, ya en poder de la Prensa, las habría borrado o cerrado.

Prue Carter, rubia y soltera, trabajaba en IBM hasta que hace poco decidió cogerse una excedencia, es seguidora del Chelsea (club al que Mourinho dirigió por segunda vez en su carrera tras su periplo madridista) y posee una casa valorada en 1,3 millones de euros en el norte de Londres. Preguntada por su relación con el técnico portugués al saltar el escándalo estos días muy nerviosa contestó que «no sé de qué me hablan». Dio un portazo y se metió en su casa.

Otra presunta infidelidad

Sin embargo, según la prensa británica, existe otro precedente de una presunta infidelidad de Mourinho. En 2007 habría mantenido una relación con la dueña de una boutique. Según «The Sun», sucedió cuando «The Special One» aún trabajaba en Portugal. Aquella mujer, sorprendida entonces por el asedio de los periodistas, comentó que Mou-
rinho le dijo «que se estaba separando de su mujer porque no era feliz» y afirmó también que ella «estaba segura de que él decía la verdad».

Las supuestas infidelidades de Mourinho contrasta con los casi 30 años que lleva al lado de Matilde –todo el mundo la conoce como Tami–, pues se conocieron de adolescentes, y el alarde que el técnico siempre ha hecho de la relación con su mujer. «El secreto en todo es el amor. Si tienes éxito en un trabajo es porque lo amas y si te va bien en tu familia es porque en ella se aman los unos a los otros», habría comentado José Mourinho sobre su esposa hace algunos años.