La unión vuelve a la Zarzuela por estas fechas

Los reyes convocarán a Doña Sofía, Don Juan Carlos y a sus hermanas en una comida en el palacio. Se espera que Doña Elena y Doña Cristina también estén presentes.

Los reyes convocarán a Doña Sofía, Don Juan Carlos y a sus hermanas en una comida en el palacio. Se espera que Doña Elena y Doña Cristina también estén presentes.

El Palacio de la Zarzuela esta Navidad será el escenario de unión de la Familia Real. Fuentes cercanas a los Reyes informan que, como es tradición, ofrecerán una comida a la que asistirá el resto del núcleo central de la Corona, es decir, Don Juan Carlos y Doña Sofía, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, y también la Familia del Rey, la Infanta Elena con sus hijos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, y, según se prevé, también la Infanta Cristina y sus hijos: Juan, Pablo, Miguel e Irene. No obstante, este es un dato que aún está en el aire, ya que con Iñaki Urdangarín en la cárcel de Brieva están aún organizando cuál será su plan durante estas fiestas. Las hermanas del Rey Juan Carlos también están invitadas al encuentro: la primogénita de Don Juan, Doña Pilar, su marido, el duque de Estrada, y sus hijos, Simoneta, Juan, Bruno, Beltrán y Fernando. Por su parte, Doña Margarita acudirá con su marido, el duque de Soria, y sus hijos, Alfonso y María, quien ha sido recientemente madre de un niño, Carlitos, como le llama cariñosamente.

La Infanta vuelve

En caso de que, como está previsto, la Infanta Cristina también forme parte del «festejo» familiar, la invitación entra dentro del plan de normalización activado por la Casa del Rey. La sentencia judicial que absolvió a la hija menor de los Reyes, implicada en el «caso Nóos», y el distanciamiento escénico de su marido al ingresar en prisión ha facilitado que el Jefe del Estado haya aprobado arropar a su hermana. Ya en el reciente 80 cumpleaños de Doña Sofía hubo una intención de que esta decisión quedara reflejada públicamente, y la Casa del Rey envió a los medios de comunicación una imagen de la Familia Real con Doña Elena y Doña Cristina y sus hijos juntos en la escalera de entrada al Palacio de la Zarzuela. Una escena que buscó transmitir el cierre de filas en torno a la Infanta. Un paso al frente determinante, teniendo cuenta que Don Felipe revocó el título de duquesa de Palma a su hermana al año de llegar al trono por el daño que el «caso Nóos» estaba causando a la imagen de la Monarquía. La última vez que Doña Cristina posó públicamente durante esta época del año fue en la víspera de Reyes de 2013, cuando la entonces Reina Doña Sofía y la Princesa Letizia salieron con las Infantas y los niños a ver el musical «Sonrisas y lágrimas» en el teatro Coliseum de la Gran Vía. El último posado oficial de la entonces Familia Real, siendo Don Juan Carlos y Doña Sofía aún Reyes, tuvo lugar en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional el 12 de octubre de 2011, antes de que Iñaki Urdangarín fuese apartado de la agenda oficial de la Corona por su «comportamiento poco ejemplar». También se trató de la primera vez que Doña Cristina posaba junto a los Reyes desde el pasado 6 de marzo de 2014 en el cementerio real del Palacio de Tatoi (Atenas) en honor del rey Pablo I de Grecia.

Otro de los momentos en que coincidieron públicamente fue por el funeral de Alicia de Borbón, en el que los Reyes mostraron una actitud muy cortante con la ex duquesa de Palma. Pero la situación ha cambiado, incluso para que la Infanta Cristina acompañe al Rey Juan Carlos al pasado premio de Fórmula 1 de Abu Dhabi y se fotografíen juntos.

En Nochebuena, cada familia lo celebrará por su lado. Está previsto que los Reyes y sus hijas pasen la cena de Navidad con la madre de la Reina, Paloma Rocasolano, y demás miembros de la familia. Este año, al contrario que en otras ocasiones, las hermanas del Rey Juan Carlos no cenarán juntas, salvo cambio de plan, lo que ha entristecido a la duquesa de Soria, ya que aseguran que la situación se debe a una falta de entendimiento entre su hija María y su marido con la Infanta Pilar.

Lo que es indudable es que la Corona está haciendo un esfuerzo por volver a la normalidad en las relaciones familiares previas tanto al «caso Nóos» como a las filtraciones de Villarejo de sus conversaciones con la empresaria Corinna Larsen que afectaban a Don Juan Carlos. Quién sabe, igual vuelven a retomar aquella costumbre de jugar al «amigo invisible».