Meghan y Harry, primer acto oficial como casados

Asistieron ayer a la primera de las celebraciones por el 70 cumpleaños del príncipe Carlos en el Palacio de Buckingham.

El príncipe Carlos, Camila y Meghan Markle escuchan el discurso de Harry en el que definió el acto como una «celebración familiar»
El príncipe Carlos, Camila y Meghan Markle escuchan el discurso de Harry en el que definió el acto como una «celebración familiar»

Asistieron ayer a la primera de las celebraciones por el 70 cumpleaños del príncipe Carlos en el Palacio de Buckingham.

El príncipe Harry y Meghan Markel protagonizaron ayer su primer acto como marido y mujer asistiendo a la fiesta organizada en el Palacio de Buckingham con motivo del 70 cumpleaños del príncipe Carlos. La recién estrenada duquesa de Sussex guarda una relación especial con su suegro y, de alguna manera, le quería agradecer el gesto que tuvo con ella al acompañarla camino al altar después de que su padre, Thomas, cancelara su asistencia.

Tras el gran enlace del sábado, había gran expectación por ver de nuevo a la pareja del momento. Ambos se convirtieron en los grandes protagonistas en la recepción, que tuvo lugar en los jardines del palacio y a la que asistieron 6.000 personas de organizaciones benéficas y militares para agradecer la labor de las ONGs con las que colabora el heredero al trono. No estuvo el príncipe Guillermo porque se encontraba en Manchester, ni tampoco Kate Middleton, que está de baja por maternidad. Si bien el 70 cumpleaños del príncipe Carlos no será hasta noviembre, en los próximos meses tendrán lugar diferentes eventos y algunos de ellos se han encuadrado en verano.

Aún no está claro con qué organizaciones benéficas trabajará a partir de ahora la duquesa de Sussex, pero se da por hecho que estarán relacionadas con el papel de la mujer a juzgar por la carta de presentación de su recién inaugurada página web como miembro de la familia real, donde aparece una cita de un discurso suyo: «Estoy orgullosa de ser mujer y feminista».

Meghan está completamente implicada en su nueva faceta y por eso ha querido comenzar cuanto antes su agenda oficial sin importarle atrasar su luna de miel. No hay confirmación oficial, pero los rotativos sugieren que la pareja podría realizar su primer viaje como casados a Irlanda. Las relaciones entre Dublín y Londres son ahora de lo más cordiales, pero la presencia de la familia real no es habitual. De hecho, no fue hasta 2011 cuando estuvo Isabel II, convirtiéndose en la primera monarca en pisar suelo irlandés en un siglo. En 2014, Meghan estuvo en Dublín como embajadora de la cumbre de One Young World y no hay constancia de que Harry haya estado de manera oficial.

No se sabe si la luna de miel real será en verano. Lo único confirmado es que en octubre los duques viajarán hasta Australia para los Juegos Invictus de 2018. Y se espera que el matrimonio continúe luego su gira por Nueva Zelanda, Fiji y Tonga.