Ocho euros por visitar el Palacio de las Dueñas

La residencia de la Duquesa de Alba en Sevilla abrirá por primera vez sus puertas al público a partir de marzo. Se prevé que la visiten 125.000 personas al año.

Cayetana de Alba en uno de los salones de su residencia en Sevilla
Cayetana de Alba en uno de los salones de su residencia en Sevilla

La residencia de la Duquesa de Alba en Sevilla abrirá por primera vez sus puertas al público a partir de marzo. Se prevé que la visiten 125.000 personas al año.

E n sus salones se han sentado desde Alfonso XIII hasta Grace Kelly y Jacqueline Kennedy. Su patio de los limones fue inmortalizado por el poeta Antonio Machado, que nació allí. El Palacio de las Dueñas alberga más de 1.425 piezas de gran valor, entre muebles, obras de arte y antigüedades. Hasta ahora, dicho patrimonio, que pertenece a la Casa de Alba, estaba fuera del alcance del público. Por iniciativa de Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, actual Duque de Alba, el impresionante edificio del siglo XV abrirá sus puertas a los visitantes.

Se espera que la inauguración sea en marzo, pero no hay una fecha exacta aún. «La idea es abrir antes de Semana Santa, pero no podemos hablar de un día en concreto hasta que las pequeñas reformas que estamos haciendo estén más avanzadas», comenta Ricardo Gascó, gerente del proyecto. Dichas reformas no cambiarán la estructura original del edificio, que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1931.

El Palacio permanecerá abierto todo el año, excepto los días 25 de diciembre y 6 de enero. Recibirá visitantes entre las 10:00 y las 20:00 horas durante el verano, y hasta las 18:00 horas en invierno. Se prevé que unas 125.000 personas lo visiten cada año. «Las entradas se venderán por franjas horarias para poder controlar el aforo, que se calcula en 300 personas», explica Gascó. La visita consta de un recorrido por los patios y salones del Palacio que puede durar entre 45 minutos y una hora. El precio de la entrada general será de 8 euros.

Además del espectacular patio central, de estilo gótico mudéjar, los visitantes podrán entrar al Salón de la gitana, llamado así porque alberga una escultura de una bailadora flamenca de Mariano Benlliure. También estará abierto el Salón de los carteles, en el que se podrán ver anuncios de más de un siglo de antigüedad con motivos de Semana Santa y de la Feria de abril de Sevilla. En la capilla, en la que hasta hace muy poco se celebraba misa, se encuentran los principales cuadros del Palacio, como «La coronación de espinas», de José de Ribera.

Otra de las habitaciones que se podrán visitar es la sala del tablao, que los involucrados en el proyecto concibieron como «una conmemoración a Doña Cayetana», pues allí bailaba flamenco junto a Enrique el Cojo, su amigo y maestro. La Duquesa de Alba pasaba gran parte del año en el Palacio. Allí se casó en 2011 con Alfonso Díez y fue donde falleció tres años después. Justamente porque lo utilizaba como residencia, Doña Cayetana nunca quiso abrirlo al público, pero sí permitió que allí se organizaran eventos y conferencias y en 2009 cedió algunas de las obras de su patrimonio para una exposición en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. Carlos Fitz-James Stuart ha dado ahora este importante paso, pero también anunció que seguirá habitando la segunda planta y, por tanto, ésta no podrá visitarse.