Sara Carbonero publica otra foto de Lucas, aunque sigue sin enseñar su carita

La última foto colgada por la periodista en su Instagram deja entrever que su segundo hijo ha heredado sus carnosos labios.

Sara nos presenta al pequeño Lucas
Sara nos presenta al pequeño Lucas

La última foto colgada por la periodista en su Instagram deja entrever que su segundo hijo ha heredado sus carnosos labios.

Aunque Sara Carbonero y el futbolista Iker Casillas han ido relajando con el paso del tiempo el secretismo en torno a su vida privada, en lo tocante a sus dos hijos -Martin (2 años) y Lucas (2 semanas)- siguen intentando proteger su intimidad tanto como les resulta posible.

Siguiendo esa tónica, en ninguna de las imágenes que la periodista ha publicado hasta ahora de su segundo retoño se le puede ver la carita, aunque en la última fotografía que compartió hace solo unas horas sí se aprecia que el pequeño ha heredado los labios 'a-lo-Angelina-Jolie' de su famosa madre.

"Je suis Lucas [Yo soy Lucas] y he venido para ponerlo todo patas arriba. Empiezo a intuir que lo de ser el segundo va a ser duro y todavía estoy acostumbrándome a tantos besos y achuchones. (La ropa le queda un poco grande pero estaba deseando estrenarla)", escribió la periodista junto a la tierna imagen del bebé.

Je suis Lucas y he venido para ponerlo todo patas arriba. Empiezo a intuir que lo de ser el segundo va a ser duro y todavía estoy acostumbrándome a tantos besos y achuchones. ⭐️ (La ropa le queda un poco grande pero estaba deseando estrenarla) #lucaslocura #hermanopequeño

Una foto publicada por Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Con Lucas ya en casa y su marido en Francia con el resto de la selección española que ya disputa la Eurocopa, la periodista está intentando adaptarse a los desafíos que plantea cuidar de un recién nacido y de un pequeño de dos años que parece no tener ni una sola "idea buena".

"Últimamente no tiene una idea buena...(Lo que asoma por encima de las petunias es una mochila que acababa de intentar colar al jardín de los vecinos). Le dan estos arrebatos, sobre todo desde que su hermano llegó a casa. Paciencia y mucho amor", revelaba hace unos días en su Instagram junto a una imagen de la última trastada de Martín, que había colgado una mochila de una planta del jardín.