Actualidad

Tamara Falcó: «Rezo por Pablo Iglesias y todos los de Podemos»

La hija de Isabel Preysler se moja sobre política y no dudó en hablar sobre el conflicto catalán en una entrevista que concedió a la revista «Marie Claire»

La hija de Isabel Preysler se moja sobre política y no dudó en hablar sobre el conflicto catalán en una entrevista que concedió a la revista «Marie Claire».

Publicidad

Tamara Falcó es la protagonista del próximo número de febrero de la revista «Marie Claire». La hija de Isabel Preysler se encuentra inmersa en su firma de ropa en la que está poniendo todas sus energías, aprovechando el cambio radical que ha dado su vida y que se ha apreciado en su perfil de Instagram, donde borró todas las fotografías.

Esta nueva Tamara se sinceró sobre temas personales y políticos, reconociendo que sus políticos preferidos son el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado. Por otro lado Falcó, de 36 años de edad, aseguró que nunca se iría a cenar con el líder «podemita», Pablo Iglesias: «Rezo por él y todos los de Podemos», indicó la hija de Isabel Preysler.

Publicidad

Ésta no es la primera vez que Tamara habla sobre su poco «feeling» con Iglesias. Ya en 2017, como reacción a la petición de Podemos de que se suprimiese la emisión de la Eucaristía los domingos en La 2, la hija de la Preysler llamó a todos sus seguidores para que sintonizaran la misa justo en la hora de la emisión.

Publicidad

En lo que se refiere al conflicto que se vive en Cataluña, Tamara considera que «España es una y no puede ser fracturada», aunque piensa que «hace falta savia nueva, líderes que motiven. «Hay formas de hacer política que están anticuadas y que no llegan a la gente», puntualiza.

Nuevos retos

Con respecto a la colección de moda con la que debuta en la Semana de la Moda de Madrid, Tamara admite que «las críticas son mucho más salvajes conmigo justamente por ser quien soy. Va de la mano. La gente puede pensar que lo hago por capricho, que no pongo esfuerzo y que a mí me lo han dado todo hecho. Pero yo sigo adelante, con constancia. Es lo que debo hacer porque ya sé quién quiero ser».

También la hija de la Preysler confiesa que la religión le ha ayudado en el nuevo rumbo con que está afrontando su vida. «Antes vivía en un cierto caos. Creía que debería encontrar la felicidad por encima de todo, pero cada vez que creía alcanzarla, se esfumaba. Era desesperante. Encontrar a Dios y encomendarme a la Virgen me ha ayudado muchísimo».

Publicidad

En cuestiones familiares, Tamara dice echar mucho de menos a Miguel Boyer y asegura que fue viendo una película con Mario Vargas Llosa cuando surgió la idea para su colección de moda. Si un día, hipotéticamente, se descubriera lesbiana y saliera del armario, afirma que «primero iría a hablar con un sacerdote» y no con su madre, que sería «capaz de decir: ¡qué bien, hija, cómo me alegro!», y recuerda cómo la Preysler llegó a una comida con Boris Izaguirre y más invitados y dijo: «’Ay, no sabéis lo que me ha pasado. Mi hija está yendo a misa todos los días’. Eso sí que le costó».