Descubrir vías verdes

Existen 123 repartidas por todas las comunidades excepto canarias

Existen 123 repartidas por todas las comunidades excepto canarias.

Rutas al lado del mar, que atraviesan túneles recubiertos de verdín o pasan por acueductos con vistas espectaculares a nacimientos de ríos. Las Vías Verdes son recorridos peatonales y ciclistas en un entorno natural que discurren por antiguos trazados de ferrocarril. Son caminos seguros y muchos de ellos, adaptados a personas con movilidad reducida y carritos de bebé.

Más de 2.700 kilómetros de antiguas vías de tren han sido acondicionadas desde principios de los noventa para ser recorridas en bicicleta o andando. Los míticos paisajes que antaño se divisaban a través de la ventanilla del tren se pueden disfrutar ahora a pie o sobre dos ruedas. Una gran opción para las vacaciones de verano por tratarse de un turismo sostenible, que dinamiza las poblaciones rurales y les proporciona riqueza económica y puestos de trabajo.

Existen 123 Vías Verdes repartidas por toda España, en todas las Comunidades Autónomas excepto en las Islas Canarias. Además, en estas rutas se pueden encontrar 110 estaciones de ferrocarril rehabilitadas a las que se les ha dado un nuevo uso turístico. Ahora alojan servicios de restauración, de hospedaje, de alquiler de bicicletas o puntos de información turística, medioambiental y cultural. Todo lo necesario para pasar unos días divertidos en familia o con los amigos, practicando deporte y admirando la naturaleza.

Algunas de las Vías Verdes transitan por 3 Parques Nacionales y 12 Reservas de la Biosfera. El Parque Nacional de Doñana se puede conocer a través de la Vía Verde de Entre Ríos en Cádiz. Una de las maravillas que se puede ver en este parque es la marisma, un ecosistema único en el que observar miles de aves europeas y africanas que pasan en sus migraciones, crían e invernan aquí.

El Parque Nacional de Sierra forma parte de la Vía Verde de Sierra Nevada, en Granada. Allí se encuentra el pico más alto de la Península, el Mulhacén, con 3.479 metros de altura. Un lugar para admirar la naturaleza de la media y alta montaña.

Por último, el Parque Nacional de Monfragüe se puede visitar a través de la Vía Verde de Monfragüe, en Cáceres, guarida de numerosas especies de aves. Lugar ideal para observar especies como las cigüeñas negras, los alimoches, los buitres o las águilas imperiales.

Además, las Vías Verdes son también escenario de actividades y acontecimientos deportivos. La del Noroeste y la de Plazaola celebrarán dos maratones los próximos meses. El 16 de septiembre se celebra la maratón de Plazaola que sale desde Lekunberri para llegar a la meta en Andoain y el 6 de octubre la cita es en el Camino de la Cruz para realizar 90 kilómetros en 24 horas, todo un reto.

Turismo por el cielo estrellado

Levantar la vista al cielo y ver brillar las estrellas no es algo tan habitual. La contaminación lumínica de las grandes ciudades impide contemplar la maravilla de un cielo estrellado. El astroturismo nació con la intención de promover los lugares con cielos espectaculares y añadir valor a entornos naturales de gran belleza.

En los últimos años, se ha popularizado este tipo de turismo y han nacido distintas entidades. La Fundación Starlight es una iniciativa cuyo fin principal es la protección del cielo estrellado, la difusión de la astronomía y la promoción, coordinación y gestión estas actividades. Esta fundación cuenta con el apoyo de la UNESCO y con un certificado de calidad con el que distingue espacios naturales y alojamientos aptos para el astroturismo. Además, el primer municipio designado como destino turístico astronómico a nivel mundial se encuentra en España, es el de Granadilla de Abona, en Tenerife. A este hay que añadirle otros cientos de lugares en la península como la Sierra de Gredos en Ávila, el Valle de Mena en Burgos, la Serra del Montsec en Lérida, o Alqueva en Extremadura, entre muchos otros. Lugares únicos para hacer turismo mirando al cielo.