Esther Doña: «Me casaré con un traje de Rosa Clará»

La novia del marqués de Griñón, que estuvo ayer en el desfile de apertura de la Barcelona Bridal Week, afirma que no tienen aún fecha para la boda

Esther Doña a su llegada al desfile de Rosa Clará, ayer en Barcelona
Esther Doña a su llegada al desfile de Rosa Clará, ayer en Barcelona

La novia del marqués de Griñón, que estuvo ayer en el desfile de apertura de la Barcelona Bridal Week, afirma que no tienen aún fecha para la boda

Con los 34 trajes de novia de Rosa Clará se abre la Barcelona Bridal Week en la Feria de la Ciudad Condal, un polígono gris camino del aeropuerto, pero con mucho espacio. La catalana, que vende en 140 países de los cinco continentes, es líder mundial en diseño nupcial. Tanto es así que, si ahora se casan todas las novias llenas de bordados sobre tul, a modo de tatuaje, es seguro que la próxima temporada –y dada también la apertura del Papa Francisco–, llevarán escotes de infarto y las sensuales aberturas en las faldas que propone la diseñadora.

El Barça en el «front row»

Sí, la novia sexy de Rosa Clará será tendencia. De ahí que su desfile, ante 700 invitados, haya sido seguido con mucha atención por media plantilla femenina del Barça, con la novia de Messi liderando el banquillo, como no podía ser de otra forma. También estaban Esther Doña y Falcó. La novia del marqués de Griñón aseguró que «desde luego, cuando me case con Carlos, vestiré un traje de Rosa Clará. La conozco desde hace muchos años y he desfilado con sus vestidos». Esther, que tiene buen apetito –y, además, fuma rubio americano–, se mueve entre una talla 34 y una 36: «No como lácteos y tampoco pan, por eso no lo mojo con aceite. Me lo bebo en una copita de Jerez y también me lo unto por el cuerpo. La gente se ríe, aunque a mí no me importa», dice.

Los dos están perplejos por el anuncio de su enlace: «Nos han llamado amigos para decirnos que no habían recibido la invitación a nuestra boda, pero es que aún no tenemos fecha. Ambos estamos separados y queremos casarnos, aunque todavía no sabemos cuándo y, desde luego, no será antes del verano. Eso sí, nos gustaría que fuese antes de que acabase el año», asegura Doña. Tampoco parece que haya problemas de oposición por parte de los hijos del marqués: «Cuando uno siembra bien, no tiene porqué tener problemas. Yo estoy siempre que ellos me necesitan. Además, Esther es muy dulce, aunque tiene caracter», comenta Falcó. Debe ser así porque no le deja conducir: «La que conduzco soy yo y él organiza los planes», afirma. De momento, lo que sí celebrarán es su primer año como pareja de hecho el 3 de mayo en Londres con la música de la guitarra española de Ricardo Conde.