El diseñador de doña Letizia vuelve a desfilar

Tras catorce años de ausencia, Felipe Varela participará de nuevo en febrero en la pasarela más importante de la moda española

La Reina Letizia con un diseño de Felipe Varela
La Reina Letizia con un diseño de Felipe Varela

Tras catorce años alejado de las pasarelas, Felipe Varela, el diseñador de cabecera de la reina Letizia, participará en la 63 edición de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, con su marca, Varela.

Una de las primeras recomendaciones que Doña Sofía le dio a su nuera, incluso antes de que se convirtiera en Princesa de Asturias, fue que eligiera un diseñador de cabecera que la ayudara a crearse un «look» propio. La Reina le hizo caso y, tras fijarse en algunas piezas de Felipe Varela que llevaba la Infanta Elena, se decantó por el modisto madrileño. Desde entonces, Doña Letizia se ha mantenido fiel a Varela y éste ha ayudado a fraguar su ya icónico estilo. Los trajes de dos piezas, las faldas lápiz y los tonos neutros que tanto ha lucido la Reina podrán verse ahora en las pasarelas de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Por primera vez desde 2002 Varela participará en la cita más importante de la moda española, que tendrá lugar en Ifema, como ya es costumbre, entre el 19 y el 23 de febrero.

Su regreso a las pasarelas coincide con el vigésimo aniversario de su firma, que fundó en Madrid en 1996 y en la que también trabajan sus ocho hermanos y su madre. Desde su salida de la pasarela Cibeles –en la que debutó en 1996 y participó desde 1998 hasta 2002 ininterrumpidamente–, el diseñador se ha dedicado a confeccionar vestidos por encargo en su tienda de la calle Ortega y Gasset, en plena Milla de Oro. En esa misma calle y muy cerca de su «boutique» vivían la Infanta Elena y Jaime de Marichalar, una casualidad que eventualmente convertiría a Varela en modisto de la Reina.

Doña Letizia ha llevado vestidos suyos para importantes eventos públicos, como la proclamación real, cuando Felipe VI ascendió al trono, y para ocasiones más íntimas, como la comunión de la Princesa Leonor. Tampoco faltan los trajes del diseñador en sus viajes: para su encuentro con Rania de Jordania –también conocida por su gusto impecable– llevó un delicado traje rosa de manga tres cuartos, y en sus recientes visitas a París y Estados Unidos también lució varios modelos de Varela. Cuando los Reyes asistieron a la boda de Kate Middleton y el príncipe Guillermo, el diseñador viajó también a Londres para asegurarse de que al vestido que confeccionó para la ocasión no le faltara el más mínimo detalle.

Tras su desfile en Cibeles en 2001, el modisto dio a la revista «Vogue» una de las pocas entrevistas que ha concedido, en la que explicaba que la mujer que compra su ropa «es urbana, dinámica y fanática de la moda. Le gustan los detalles divertidos dentro de un estilo conservador, y siempre valora la buena confección». El siguiente año sería el último en que este pupilo de Thierry Mugler subiría a las pasarelas. Pero 14 años después las aguas han vuelto a su cauce y Varela mostrará su colección Otoño-Invierno 2016 el 22 de febrero.

El diseñador preferido de la Reina aprendió la profesión en las «maisons» parisinas de Alta Costura, como Lanvin y Dior, y hoy vive entre la capital francesa y su Madrid natal. Es un hombre muy reservado que siempre se ha mantenido lejos de la atención pública. Su lista de clientes nunca se ha dado a conocer y la publicidad de su marca se limita a los vestidos expuestos en el escaparate de su tienda. Cuando la Reina de España lleva tus diseños a los más importantes eventos dentro y fuera del país, tampoco hace falta más.

Aquel lejano febrero de 2002

Catorce años han pasado desde que Felipe Varela desfilase por última vez en la antigua Pasarela Cibeles. Fue el 20 de febrero de 2002 cuando se despidió del evento, después de presentar un repertorio en el que se mezclaron los trajes sastre y los tejidos tecnológicos, el encaje y los colores metalizados. Según se prevé en su página web, en su nueva colección Otoño-Invierno 2016, que coincide con el vigésimo aniversario de la firma, destacarán colores como el blanco y el negro, junto al borgoña y al azul, tonos que Varela utiliza con frecuencia; también traerá sus ya típicas faldas lápiz y vestidos de mangas tres cuartos y corte por encima de la rodilla. El toque moderno lo darán a la colección los flecos, que tan de moda han estado este año.