LA RAZÓN celebra su IX Pasarela de Moda

El diario apoya a la industria textil con una nueva edición, esta vez con las colecciones de primavera-verano. La cita será el próximo día 20 en el concesionario Lexus Madrid-Norte.

El diario apoya a la industria textil con una nueva edición, esta vez con las colecciones de primavera-verano. La cita será el próximo día 20 en el concesionario Lexus Madrid-Norte.

El concesionario Lexus Madrid-Norte acoge la próxima semana una nueva cita con la moda, ya que, al igual que los diseñadores, la firma de automoción apuesta por el diseño, la innovación y la tecnología en todas sus creaciones. La IX Pasarela LA RAZÓN será el próximo jueves el punto de encuentro de algunas de las agujas más prestigiosas y con mayor proyección tanto nacional como internacional, gracias al apoyo de Lexus, marca mundialmente conocida por su control de calidad y avanzada tecnología, que comienza una nueva era con el modelo LC500, un coupé único en su clase que revolucionará las carreteras por su atrevido diseño. Será una jornada en la que se presentarán las colecciones primavera-verano 2017 de Custo Barcelona, Ágatha Ruiz de la Prada y Ulises Mérida.

Con «Way More», y recién llegado de las pasarelas neoyorquina y madrileña, Custo Barcelona propone una colección estival con la filosofía «more is more» (más es más) como bandera. Más es la clave y la respuesta a todas las preguntas: prendas más trabajadas y cosidas completamente a mano, más riqueza en los materiales y más creatividad, logrando así una silueta más poderosa e intensa. Se trata de una apuesta con la que el modisto quiere recupera la riqueza de usar varios materiales, que combinados de forma armónica crean piezas excepcionales. Decenas de hilos diferentes han sido empleados para lograr tejidos muy visuales que huyen de las estampaciones. Lentejuelas en base de seda, transparencias con acabado brillante, apliques metálicos en forma de «patch» multicolor o flecos de lurex son algunos de los elementos de una colección que inundará los sentidos de los asistentes. Custo Dalmau se presenta con una renovada energía que se refleja en mini vestidos con la cintura marcada, realizados uniendo pasamanerías, trims de tricot, apliques y bordados a mano. Sudaderas de lentejuelas mezcladas con tejidos calados y de guipur son protagonistas junto a pantalones mini, midi o maxi de tejidos con brillo metálico, apliques de pailletes, oro y gráficas oníricas estratégicamente emplazadas. Mención aparte merecen las chaquetas bomber en todas sus variantes, colores y materiales.

Hablar de la colección «Luz» de Ulises Mérida es hacerlo de las mujeres de Sorolla, esas que pasean por la playa cubiertas por velos y empujadas por el viento, y de la película «Muerte en Venecia». Chaquetas que cubren sólo un hombro, prendas amplias, velos y tejidos ligeros, joyas elaboradas con piedras marinas resumen el patronaje limpio y firme que el diseñador ha conseguido ejecutar en esta colección. No hay ni rastro de burdeos, violetas o rojos. En su propuesta predominan el blanco y el estampado de rayas, primera vez que lo usa logrando salir exitoso. Toda su propuesta es, a pesar de su complejidad, muy ponible. Podría encajar en el armario de cualquier mujer, tal y como sucede con «la betina», la camisa estrella que el diseñador rehace temporada tras temporada y a la que ha rendido un sentido homenaje en esta colección. El creador se ha «naturalizado» y se ha percatado, con acierto, de que en un futuro muy próximo las mujeres querrán vestir sin esfuerzo con prendas que aunque de apariencia elaborada atesoren cierta fragilidad.

El desfile más divertido del año vendrá de la mano de Ágatha Ruiz de la Prada que nos dejará con ganas de un verano eterno en el que nada es lo que parece. Una fantasía agathista difícil de olvidar, con trajes de baño a todo color que se harán con la pasarela. Una colección llena de frescura y picardía. Impecables toallas de playa con maxi bolsos, anclas marineras y tablas de surf se unen ingenuamente con los iconos clásicos de la marca: corazones, estrellas, flores y topos. La diseñadora nos evocará una auténtica «pool party» con su visión irreverente de la moda y de la vida. Rizo de algodón, polipieles nacaradas y de espejo, así como, muchas lentejuelas se fusionarán sobre la pasarela de LA RAZÓN para crear una experiencia visual irrepetible.