Acabados de lujo

Nietos del relojero Raymond Weil y con toda la maestría del ‘Swiss made’, los fundadores de la firma 88 Rue du Rhône han lanzado al mercado una joven compañía relojera con todo el ‘glamour’ del lujo dispuesta a ser la primera en adaptarse a un nuevo mundo

Para un mundo en transición

Pierre y Elie Bernheim, nietos del relojero Raymond Weil, han lanzado la firma 88 Rue du Rhône, toda una apuesta por la elegancia y los acabados de los productos de lujo. Los cronógrafos de esta joven firma, ‘Swiss made’ oscilan entre los 400 y los 1.000 euros, abriéndose a un mundo en transición que desea ser accesible, por ello estos relojes están dirigidos a los consumidores urbanos de todo el mundo, quienes encontrarán carácter y misterio en sus esferas.

Un nombre enigmático

El nombre de la joven marca se relaciona con la famosa calle que corre paralela al río de Ginebra del mismo nombre, sin embargo, el número no se encuentra en este desfiladero, sino que en realidad es el único dígito que falta en la célebre calle suiza. En su lugar, se vislumbra cómo el Rhône abandona el Lago Ginebra, una vista que tanto para los habitantes de la ciudad como para los turistas tiene un valor especial de belleza.

Diseño clásico y contemporáneo

A la altura de esta embelesadora historia, los productos de la joven firma cuentan con una larga tradición de calidad suiza y verdadero ‘know-how’. Este patrimonio se refleja en la selección y fabricación de sus materiales y componentes, que permiten dar a todos los relojes la distinguida etiqueta ‘Swiss Made’. No obstante, los cofundadores combinan este precioso legado con su creatividad y su propia visión de la relojería actual, proponiendo un producto al mismo tiempo clásico y contemporáneo, que combina la calidad con la accesibilidad. Su firma abre las puertas de la relojería a un público que busca el lujo de una nueva forma: no es una cuestión de precio, sino de los detalles.

Expansión internacional

Pierre Bernheim y su equipo han trabajado incansablemente para desarrollar una colección clásica pero moderna de relojes suizos que apela a una nueva generación de entusiastas de todo el mundo. Desde su creación, 88 Rue du Rhône ha logrado establecerse en más de 40 países, un crecimiento explosivo en mercados como Estados Unidos y Reino Unido y un rápido desarrollo en China. Además, en los últimos dos años, 88 Rue du Rhône se ha atrevido a participar en ferias de relojería de prestigio como Baselworld y JCK, que le han permitido crecer y ganar reconocimiento.