2013, un año récord en Sevilla

La Giralda, la Catedral y su entorno son una referencia de Sevilla como punto turístico
La Giralda, la Catedral y su entorno son una referencia de Sevilla como punto turístico

Hasta hace poco tiempo, el turismo nacional era el sustento del sector hotelero en Sevilla, un pilar básico para la economía. La crisis económica que sufre el país ha provocado un cambio en esta tendencia. Los visitantes extranjeros han ido creciendo de forma paulatina hasta el punto de invertir los términos. De hecho, la capital hispalense cerrará 2013 con un registro histórico, si exceptuamos el «boom» que generó la Expo'92. Por vez primera desde que el Instituto Nacional de Estadística (INE) facilita la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos, es decir, desde 2005, Sevilla como punto turístico superará el millón de visitantes llegados desde fuera de nuestras fronteras.

A tenor de las estadísticas que ofrece AENA cada mes sobre el flujo de viajeros en San Pablo, el dato resulta milagroso. El aeropuerto sevillano experimenta un descenso de casi el 15% en los once primeros meses del año. Pero en superior proporción incluso ha crecido el volumen de ocupación de la línea AVE. Es decir, que la estación de Santa Justa se ha convertido en la principal puerta de entrada a la capital andaluza.

Los datos del INE son muy llamativos. Hasta noviembre habían visitado Sevilla un total de 982.924 extranjeros frente a los 810.222 españoles. Hablamos de la nada despreciable cifra de 172.702 turistas más no nacionales. Las previsiones de este mes de diciembre también son buenas en comparación con 2012 y, si en el último mes del año pasado los viajeros del exterior de España fueron más de 50.000, es un hecho que se superará ampliamente el millón antes reseñado.

El crecimiento del turismo extranjero ha ido «in crescendo» desde 2005, pero hay que destacar cómo ha evolucionado desde 2011, coincidiendo con la Alcaldía de Juan Ignacio Zoido. Para el nuevo Gobierno local supone una «obsesión» exportar la marca Sevilla. «Esta ciudad es mi pasión», repite el primer edil. La cifra se ha elevado en casi un 20%. En 2010 fueron 864.007 turistas extranjeros; en 2011 ascendió a 965.872; y en 2012 la cifra total fue de 991.359.

En 2005, primer año del que hay registros, la cantidad fue de 766.821 turistas foráneos; en 2006, 878.423; en 2007, 865.123; en 2008, 808.381; y en 2009, 739.840. Estas sobresalientes estadísticas, fruto del esfuerzo por promocionar la ciudad y de la capacidad de los establecimientos hoteleros por adaptarse a los tiempos actuales a nivel de precios, tienen su reflejo también en el número de pernoctaciones. Los visitantes extranjeros han superado en 2013 los dos días de estancia en la ciudad. Hasta noviembre se habían registrado 2.050.326 pernoctaciones por las 2.035.634 registradas en todo 2012. Las nacionalidades más repetidas son francesa, italiana, americana e inglesa. Sólo en el último mes las pernoctaciones de foráneos aumentaron un 6,39%.

A falta de contabilizar diciembre, se han alojado en hoteles de la capital 1.793.146 viajeros en total, una cifra que supera en un 1,97% a la de 2012. El número de pernoctaciones que se han producido durante los once meses que se han consumido de 2013 ha sido de 3.459.303, un 3,05% superior al del periodo anterior.