Beltrán Pérez exige "transparencia"a Espadas para esclarecer "los fallos en el control previo alimentario"

El portavoz popular "reta"al alcalde a que le muestre las actas de las inspecciones a Magrudis tras afirmar que el ayuntamiento ha ignorado hasta ahora los requerimientos de la Junta de Andalucía y del propio Grupo Municipal Popular

El portavoz municipal, Beltrán Pérez, acompañado de la presidenta provincial Virginia Pérez, y el portavoz adjunto y secretario general, Juan de la Rosa / La Razón

El portavoz popular "reta"al alcalde a que muestre las actas de las inspecciones a Magrudis tras afirmar que el ayuntamiento ha ignorado hasta ahora los requerimientos de la Junta de Andalucía y del propio Grupo Municipal Popular

El Grupo Municipal del Partido Popular del Ayuntamiento de Sevilla se ha reunido públicamente por primera vez desde que saltó la alarma por el brote de listeriosis para exigir transparencia a Juan Espadas y esclarecer los fallos en el control previo alimentario cuyas competencias, han destacado, “corresponden a la administración municipal”.

El portavoz municipal, Beltrán Pérez, acompañado de la presidenta provincial Virginia Pérez, y el portavoz adjunto y secretario general, Juan de la Rosa, ha insistido en que "lo más importante es que los fallos que han originado esta crisis alimentaria no se repitan" y ha acusado al PSOE andaluz "de irresponsabilidad y poca lealtad institucional".

Desde la oposición, han reconocido “que la responsabilidad de lo que está ocurriendo es de la empresa comercializadora”, pero la alerta sanitaria “es tan solo la consecuencia de un claro fallo del sistema de control y seguridad alimentaria en la ciudad de Sevilla”.

Virginia Pérez, ha asegurado que la Junta de Andalucía “se ha encargado excelentemente de su tarea de controlar, atender y asistir la salud de las personas afectadas por el brote”. Al tiempo que ha afirmado que “la responsabilidad del control previo de seguridad alimentaria corresponde al Ayuntamiento que era y es el competente para evitar que estas cuestiones no pasaran”.

Beltrán Pérez ha recalcado que van a “llegar hasta el final” de las responsabilidades y "la detección de los fallos en el sistema de control sanitario"del ayuntamiento de Sevilla, “no por hacer daño a nadie sino para esclarecer los hechos y exigir al alcalde que se pongan inmediatamente manos a la obra y que no vuelva a repetirse”.

Por otro lado, el portavoz popular ha incidido en que el ayuntamiento socialista no está respondiendo a los requerimientos del Grupo Municipal del PP en cuanto a la documentación completa sobre las inspecciones previas realizadas a Magrudis. “Reto al Alcalde a que nos traslade las copias de todas las copias de inspección que dicen que le han hecho a la empresa”, ha señalado.

26 ruegos y preguntas

Por su parte, esta mañana el Grupo Municipal del Partido Popular ha registrado un total de 26 ruegos y preguntas al alcalde y, a su vez, a la Comisión de Control y Fiscalización del gobierno municipal del mes de septiembre.

Asimismo, el PP pregunta por "cómo se procede al registro de las actuaciones llevadas a cabo, al no tener "constancia de que el Ayuntamiento esté registrando las mismas en el programa informático de la Junta de Andalucía que debe usar, ni de qué programa propio utiliza". También ha afirmado que no sabe "si el Ayuntamiento remite anualmente los informes al Ministerio para dar cumplimiento al Plan Nacional de la cadena Alimentaria.

"Necesitamos conocer con exactitud cuántos profesionales empleados municipales están destinados al control sanitario de las industrias alimentarias", ha subrayado el portavoz 'popular', ya que este grupo sospecha que "son pocos los profesionales destinados a estas tareas".

Sin embargo, el portavoz popular insiste en su defensa de los "excelentes empleados municipales" y pide a Espadas "que no los utilice de munición contra el Partido Popular". "Los funcionarios son brillantes pero si son insuficientes y el alcalde le da la espalda al sistema de protección alimentaria, empezamos ya a dirimir dónde están las responsabilidades y a quién hay que preguntar", ha añadido.

"Cuando un Ayuntamiento oculta información a la oposición pero, también, al gobierno que está gestionando la crisis alimentaria, está actuando con irresponsabilidad y creando agujeros negros en la gestión del consumo y la protección alimentaria de la ciudad de Sevilla”, ha concluido.