C’s, aliado perfecto de Díaz y azote en Sevilla y la provincia

El partido naranja ofrece con Millán su perfil más crítico con el PSOE: «informalidad, falta de rigor y clientelismo», sus últimas acusaciones

Javier Millán es portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Sevilla y concejal en el Ayuntamiento hispalense
Javier Millán es portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Sevilla y concejal en el Ayuntamiento hispalense

El partido naranja ofrece con Millán su perfil más crítico con el PSOE: «informalidad, falta de rigor y clientelismo», sus últimas acusaciones

¿Cuál es la estrategia política de Ciudadanos en Andalucía? Resulta complicado responder a la pregunta, pero parece obvio que la táctica varía en función del encuadre autonómico o local. Ayer mismo, Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, lamentaba que haya partidos que «van de nuevos» pero llegan a Andalucía «directamente a envolver en el capote» a la presidenta, Susana Díaz, y a «que no se le vean las vergüenzas» a la socialista, en referencia explícita a C’s y a su líder Juan Marín. Una crítica que ni mucho menos es aplicable en Sevilla capital y la provincia, donde su portavoz Javier Millán se erige día tras día en azote del PSOE frente a un PP que aún funciona con el piloto automático o a medio gas.

En cuestión de minutos, Millán pasó de acusar al Gobierno de Juan Espadas y a sus «socios» en el Consistorio hispalense, Participa Sevilla e IU, de «informalidad, descoordinación y falta de rigor» a la hora de aprobar las ordenanzas fiscales de la Gerencia de Urbanismo –lo hicieron ayer tras el fracaso de la reunión del miércoles, cuando PP y C’s la bloquearon con su voto negativo– a cargar contra todo un «cementerio de elefantes» como la Diputación de Sevilla que preside Fernando Rodríguez Villalobos. Millán denunció el «gran déficit democrático» en el entre supramunicipal en el que ocupa cargo de diputado.

Todo ello con un punto de partida, al menos, discutible. C’s aboga por la desaparición de las diputaciones, pero Millán cobra como diputado de una de ellas, la que tiene un mejor convenio.

C’s anunció que llevará al Pleno del jueves una propuesta para «reducir grasa política y democratizar un organismo que funciona con criterios arcaicos e irracionales en la sociedad actual». Millán recordó que la Diputación paga 900.000 euros a 16 altos cargos «usados todos como medio de colocación para personas del PSOE». Y calificó a Villalobos como ejemplo de «vieja política de espaldas a la ciudadanía y basada en el clientelismo». Millán demanda que todos los grupos tengan representación en los entes provinciales, reducir el número de directivos ahorrando en sueldos, sin renunciar a estudiar su disolución.