Celis ignoraba los presuntos pagos al PSOE de Fitonovo

El ex edil negó cualquier conocimiento de las presuntas dádivas a cambio de contratos y Vílchez mantuvo a Amores por «su currículum»

El ex concejal del PSOE Alfonso Rodríguez Gómez de Celis
El ex concejal del PSOE Alfonso Rodríguez Gómez de Celis

El ex edil negó cualquier conocimiento de las presuntas dádivas a cambio de contratos y Vílchez mantuvo a Amores por «su currículum».

Los ex concejales del Ayuntamiento de Sevilla Alfonso Mir (PSOE), Maximiliano Vílchez (PP), Francisco Manuel Silva (IU-CA) y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE) comparecieron ayer ante la comisión de investigación sobre los contratos adjudicados a Fitonovo, cuyos directivos habrían repartido dádivas y comisiones a cambio de contratos públicos, negando en todos los casos cualquier conocimiento de los hechos investigados a partir de la «operación Madeja».

El socialista Alfonso Mir, concejal entre 2007 y 2011 y delegado municipal del Distrito Macarena, defendió que «jamás» se entrevistó con los directivos de Fitonovo y frente al testimonio del directivo Rafael González Palomo respecto a que dicha sociedad habría costeado una reforma en la sede de la agrupación socialista de dicho distrito, aseguró no conocer nada al respecto, explicando que él pertenece a la agrupación Sur. Del mismo modo, negó que miembros de Fitonovo sean socios de su caseta de la Feria. Vílchez defendió que durante su etapa como concejal de Urbanismo y Medio Ambiente le llamó «la atención» que el año previo a la llegada del PP al Gobierno municipal, Fitonovo hubiese sido adjudicataria de «diez contratos», pero no escuchó «ni la más mínima insinuación de que hubiese irregularidades». Respecto a la designación de Francisco Amores, imputado en la causa, como jefe del servicio de Parques y Jardines al desembarcar el PP en el Gobierno municipal, explicó que «había sido jefe de servicio» con antelación, tenía «un currículum muy bueno» y estaba «especializado» en materias de parques y jardines. Francisco Manuel Silva explicó que los contratos adjudicados a Fitonovo relacionados con el Instituto Municipal de Deportes corresponden al periodo «posterior» a su etapa. La sesión finalizó con Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, otrora concejal de Presidencia y después de Urbanismo, quien defendió que nunca tuvo «relación personal, directa o indirecta» con el imputado Domingo Enrique Castaño, uno de los principales investigados. Celis dijo que «en ningún caso» sus responsabilidades como concejal «permitían» tener conocimiento de los hechos investigados y negó cualquier conocimiento de presuntos pagos al PSOE por parte de Fitonovo.