Actualidad

Cs adelanta al PP en las encuestas

Díaz tendría las matemáticas a su favor para reeditar un nuevo pacto con Ciudadanos

Las encuestas marcan una tendencia alcista de Ciudadanos, hasta el punto que podría convertirse en la segunda fuerza política de la región, según el último Estudio General de Opinión Pública (Egopa) que se conoció ayer. Atendiendo a los resultados del sondeo, el PSOE-A seguiría siendo la fuerza más votada de celebrarse elecciones autonómicas con un respaldo del 34,1 por ciento. A una distancia de 14,3 puntos se situaría Ciudadanos –primero en intención directa de voto– con un porcentaje del 19,8 por ciento, seguido del Partido Popular, que obtendría el 18,3 por ciento de los votos, mientras que Podemos ostentaría la cuarta posición (10,5 por ciento) e Izquierda Unida obtendría el 8,3 por ciento. Hay que tener en cuenta que estas dos últimas formaciones están en conversaciones para concurrir de forma conjunta como ya lo hicieron en las últimas elecciones generales.

Publicidad

Respecto al Egopa de hace un año el partido que más crece es Ciudadanos: 7,7 puntos más. Adelantaría no sólo al PP sino también a Podemos puesto que el estudio de febrero de 2017 lo colocaba en cuarta posición. Este significativo avance, que se ha acelerado después del buen resultado en las elecciones de diciembre en Cataluña, también lo apuntó el último CIS que se conoció a principios de este mes. La formación de Rivera creció en estimación de voto a nivel nacional hasta la tercera posición con un 20 por ciento en intención de voto, a 5,3 puntos del Partido Popular y a dos puntos y medio del PSOE. Está por ver si se trata o no del efecto «de la espuma del cava», como apuntó recientemente la presidenta de la Junta en una entrevista en El País, pero lo cierto en cualquier caso es que con esta fotografía que dibuja el estudio realizado por el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral (Cadpea) de la Universidad de Granada Díaz tendría las matemáticas a favor para reeditar un pacto con sus actuales socios de investidura.

La situación más complicada sería sin duda para el Partido Popular. Desde esta formación restaron credibilidad a la encuesta. No es, de hecho, la primera vez que Cadpea falla de manera significativa: pronosticó que en el referéndum del Estatuto de Autonomía de Andalucía de 2007 iba a votar un 63,4 por ciento de los andaluces y la cifra final fue la misma pero al revés: votó el 36,2 por ciento, la más baja de la historia de la autonomía. Por otra parte, el ex concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada Juan Montabes es uno de los encargados del diseño del cuestionario y del análisis de los datos, tal y como puede apreciarse en la ficha del estudio. En cualquier caso, el PP retrocedería 7,9 puntos respecto al Egopa de hace un año y 8,46 puntos respecto a las elecciones de marzo de 2015. Ni que decir tiene que el tablero electoral de 2012, cuando PP y PSOE se movieron en la horquilla del 40 por ciento de los apoyos –el Partido Popular fue la primera fuerza política y cosechó su mejor resultado en unas autonómicas–, ha saltado definitivamente por los aires. En las últimas elecciones de marzo de 2015 el PSOE obtuvo el 35,43 por ciento, por lo que esta formación bajaría solo un punto, mientras que la comparación más destacada es sin duda la de Ciudadanos. Hay que recordar que en vísperas de las elecciones de marzo de 2015 las encuestas prácticamente no daban representación al partido de Albert Rivera en la región, de ahí que el resultado final de los 9 escaños fuera la gran sorpresa de la noche electoral. De celebrarse ahora elecciones, según el sondeo del Egopa, el crecimiento sería de un 10,5 puntos respecto a las últimas autonómicas. Este estudio, realizado entre el 11 de enero y el 1 de febrero sobre una muestra de 1.200 entrevistas, no hace prospección de escaños, aunque con un 19 por ciento el partido que dirige Juan Marín pasaría sin duda de los 20 asientos en la Cámara, por lo que al menos doblaría el resultado. Esto explica el estado de euforia de Albert Rivera, quien ayer fijó en su cuenta de Twitter la información con el salto a la segunda posición de Cs en Andalucía.

En cuanto a la valoración de los líderes andaluces, ninguno aprueba. El que obtiene mejor resultado es el líder de Cs en la región, Juan Marín, con un 4,76. Le sigue Antonio Maíllo con un 4,49 por ciento; Susana Díaz con un 4,38; Teresa Rodríguez con un 4,18; y por último Juanma Moreno (4,14). La valoración es proporcionalmente inversa al grado de conocimiento en el caso de Juan Marín, ya que sólo lo identifica el 41,9 por ciento de los andaluces. La líder con mayor grado de conocimiento es Susana Díaz (91,6 por ciento).