Política

Cs reta a Susana Díaz a garantizar que no pactará con Podemos e IU

Rivera cree que convocará elecciones «pensando en que puedan condenar a Chaves y Griñán»

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, acompañado por la líder del partido en Cataluña y portavoz de su ejecutiva, Inés Arrimadas, y el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, en la convención de la plataforma «España Ciudadana» en Sevilla
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, acompañado por la líder del partido en Cataluña y portavoz de su ejecutiva, Inés Arrimadas, y el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, en la convención de la plataforma «España Ciudadana» en Sevilla

Rivera cree que convocará elecciones «pensando en que puedan condenar a Chaves y Griñán»

A Ciudadanos, el partido naranja, le achaca Susana Díaz lo mismo que los catedráticos de Historia del Arte al sevillano Velázquez. Su luz es madrileña. El partido de Albert Rivera, engendrado en Barcelona pero de naturaleza profundamente centrípeta, arrancó ayer en Sevilla su Convención «España Ciudadana», «Por un país de ciudadanos libres e iguales», inaugurada por su secretario general, José Manuel Villegas, y con el portavoz de Cs en Andalucía, Juan Marín, galán inverso del partido, como anfitrión. Marín, hasta la fecha socio de investidura y presupuestos del PSOE en la Junta con algún amago de ruptura reciente, retó a Susana Díaz –que la jornada previa apareció de naranja en una entrevista televisiva– a decir que no va a gobernar «con los populistas» de Adelante Andalucía (Podemos e Izquierda Unida) ni con quienes «quieren de una vez por todas romper con el estado de derecho». Marín no aclaró si su preferencia de pacto es con PP o, de nuevo, con PSOE pero confirmó que «no va a hacer presidente ni a formar gobierno con los que quieren romper este país». Marín añadió que Susana Díaz y Juanma Moreno están «ocupados en que Cs les haga presidentes» mientras él está «ocupado en que los andaluces nos den la oportunidad de presidir Andalucía», lo que rememoró a «Los amantes del Círculo Polar», de Julio Medem: «Voy a quedarme aquí todo el tiempo que haga falta. Estoy esperando la casualidad de mi vida». «La resignación no es una opción para Cs porque no tenemos en nuestro ADN el chip de que aquí no va a cambiar nada y vamos a demostrar que en Andalucía se puede vencer al bipartidismo rancio del PP y el PSOE», señaló Marín. El líder del partido que ha servido de muleta de investidura de los socialistas durante esta legislatura apuntó que en los últimos 40 años «el mejor socio del PSOE ha sido el PP».

Por su parte, Albert Rivera señaló que si se produce «un cambio después de 37 años» y Cs gobierna, llegará «la regeneración que ha impedido» la presidenta de la Junta. El líder del partido naranja apuntó que Díaz «tiene el punto de mira en la sentencia de los ERE» y convocará elecciones «pensando en que puedan condenar a Chaves y Griñán en plena campaña y no en los andaluces». Según dijo Rivera en una entrevista en Canal Sur, Andalucía «necesita un nuevo proyecto» porque «es tierra de oportunidades que tiene que ser parte de la solución y el empuje de España» y que si Cs crece en la comunidad es porque la idea que tienen a escala nacional «casa con la igualdad de trato que piden los andaluces respecto a las demás comunidades». La formación naranja continúa con su Convención hoy en la Plaza de España, con la participación de la líder de la oposición catalana, Inés Arrimada, y del propio Albert Rivera para clausurar el acto.