Díaz cede el testigo a Verónica Pérez al frente de un «unido» PSOE de Sevilla

La diputada autonómica Verónica Pérez es desde hoy la nueva secretaria del PSOE de Sevilla, cargo en el que sustituye a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, quien logró poner fin a las batallas internas tras dieciocho meses al frente de esta agrupación, que ha certificado la unidad en el congreso de hoy.

Verónica Pérez (Sevilla, 1978) ha sido proclamada secretaria general con un respaldo del 95,1 por ciento, durante el cónclave extraordinario celebrado en la capital andaluza, al que han asistido 331 delegados, de los que 310 han votado a favor, doce en blanco, cinco se han abstenido y ha habido cuatro votos nulos.

Por su parte, la nueva ejecutiva del PSOE de Sevilla, que mantiene en los puestos de presidente y secretario de Organización a Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación de Sevilla, y a José Muñoz, secretario general del grupo parlamentario socialista, respectivamente, ha recibido un apoyo del 92,18 por ciento.

En cuanto al informe de gestión de la ejecutiva saliente, que no fue presentado por Díaz, quien ha querido mantenerse en un "segundo plano", ha sido aprobado por unanimidad, salvo una abstención.

Como ocurrió hace un semana en el congreso extraordinario del PSOE andaluz, la agrupación socialista sevillana, la más numerosa de España, ha celebrado su cónclave en un ambiente de unidad que en nada recuerda a citas anteriores.

Pérez, una de las más estrechas colaboradoras y gran amiga de Susana Díaz, según ella misma ha dicho, se ha planteado como retos para la nueva etapa que se abre en esta organización el fortalecimiento de la unidad y la actualización y modernización del partido, con el fin de hacerlo "atractivo"para la gente.

La nueva líder del PSOE sevillano ha hecho un llamamiento a la "rebeldía"y el "inconformismo", convencida de que hay "otra manera de gobernar"y de que, precisamente por eso, el PSOE es un "testigo tan incómodo"para el PP, ha dicho.

"Nos quieren asfixiar cada vez más, nos retuercen el pescuezo para que no podamos respirar, pero vamos a respirar en Andalucía", ha enfatizado Pérez tras subrayar la "ola de cambio"iniciada por Díaz.

La presidenta de la Junta, que intervino al inicio del congreso, ha llamado al PSOE a defender, como en 1982, el principio de la paz social, tras asegurar que el Gobierno de la nación pretende "recuperar la ley del miedo"y poner la "mordaza"en este país, en referencia al proyecto de ley de Seguridad Ciudadana.

En su discurso ha ratificado, por otra parte, que la Junta recurrirá ante el Tribunal Constitucional la nueva Ley de Educación, por "injusta e insolidaria", y ha proclamado que el Gobierno andaluz va a "minimizar el daño"de esta normativa en la comunidad.

Díaz, que no ha hecho referencia alguna a la situación de UGT y el presunto desvío de fondos públicos, ha emplazado a los socialistas a recuperar los principios que llevaron a su partido a gobernar en 1982, que ha resumido en el restablecimiento de la paz social, la defensa de la unidad de España desde la pluralidad y el combate de la desigualdad.

La presidenta, que ha sostenido que los servicios públicos "no son el problema"y que la cuestión es cómo se gestionen, ha emplazado a los militantes de su partido a que mantengan un contacto más estrecho con la "calle"para ganar "bien"las elecciones municipales del 2015 y, previamente, los comicios europeos.

Al acto de inauguración del congreso han asistido los expresidentes de la Junta José Antonio Griñán y José Rodríguez de la Borbolla; la nueva presidenta del PSOE andaluz, Micaela Navarro, el portavoz del grupo parlamentario socialista, Mario Jiménez, y los secretarios provinciales del PSOE de Jaén y Córdoba, Francisco Reyes y Juan Pablo Durán, respectivamente, que han querido dar una imagen de unidad.