Díaz y un espontáneo “sanchista”, aspirantes a liderar el PSOE-A

La actual secretaria general pretende revalidar un «proyecto de éxito»

Susana Díaz, junto a Juan Cornejo, ayer en la sede regional del PSOE-A
Susana Díaz, junto a Juan Cornejo, ayer en la sede regional del PSOE-A

La actual secretaria general pretende revalidar un «proyecto de éxito»

Al final serán dos: alguien que no está dispuesta a estas alturas a dejar lo que tiene y un espontáneo «sanchista». La secretaria general de los socialistas andaluces y presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el militante de Linares (Jaén) Francisco Tirado, formalizaron antes del límite temporal de las 12:00 horas fijado, sus respectivas precandidaturas a la Secretaría General del PSOE-A de cara al congreso regional que esta formación celebrará en Sevilla los días 29 y 30 de julio.

Díaz explicó en la sede regional del partido que lo hacía para revalidar un «proyecto de éxito» tanto para el PSOE-A como para la comunidad que ha sido respaldado de forma mayoritaria en las elecciones autonómicas y municipales. Marcado el objetivo, la dirigente socialista pidió «respeto recíproco» a la dirección federal del PSOE que lidera Pedro Sánchez de cara al proceso congresual autonómico.

Tirado, por su parte, aseguró a Efe estar «ilusionado» y explicó que había dado el paso al entender que el modelo socialista actual en Andalucía «está agonizando» y «anclado en el pasado». Dijo haber «cumplido» un deber al presentar la candidatura para arrancar las primarias y admitió sentirse «ilusionado», aunque sabe que «es muy complicado» lo que tiene por delante. Es miembro de una de las plataformas andaluzas de apoyo a Sánchez, pero Tirado ha dado el paso sin el respaldo expreso del núcleo duro del secretario general del PSOE, que sí barajó, según fuentes del partido, que pudiera presentarse José Antonio Pérez Tapias, del ala más izquierdista de la formación, quien finalmente lo descartó por falta de «garantías» en el proceso, según expresó en su perfil de la red social Twitter, en el que añadió que las primarias regionales estaban «pensadas» para que «haya aclamación» de la secretaria general que aspira a revalidarla y no para la «efectiva concurrencia de candidaturas». De vuelta a la hoja de ruta del proceso, la pareja de precandidatos tendrá que reunir en torno a 4.850 avales, esto es, un 10 por ciento del censo que entre los 45.849 militantes y los 2.650 miembros de Juventudes Socialistas se eleva a las casi 48.500 personas. Esta vez tendrán de tiempo desde hoy hasta, de nuevo las 12:00, pero del próximo 1 de julio. Si los dos aspirantes reúnen esos apoyos se proclamarán candidatos y el 6 de julio arrancará la campaña entre los militantes.