El 44% de los padres no ve adecuada la oferta formativa

-Los padres andaluces tienen peor imagen de la Formación Profesional que el resto de España, según un estudio / Foto: EP
-Los padres andaluces tienen peor imagen de la Formación Profesional que el resto de España, según un estudio / Foto: EP

El 44,1% de los padres y madres andaluces cree que la oferta formativa que existe en la comunidad para sus hijos no es adecuada, una opinión negativa más común que en la media nacional, del 33,3% de las familias encuestadas, 19.000 en toda España (de ellas 3.500 en Andalucía) para el cuarto estudio de la Fundación Educa 2020 –en colaboración con Sigmados y Fundación AXA– entrado en las familias tras las anteriores ediciones en las que se entrevistó a los jóvenes, los docentes y los empresarios. Curiosamente, la calidad de la enseñanza de idiomas es mejor valorada en Andalucía que en el resto de España (40,3% la considera muy adecuada frente al 23,2% de media nacional). Y también los progenitores andaluces son más partidarios de que sus hijos estudien en otra provincia o comunidad (55,5% frente al 41,4%) o en el extranjero (46% frente al 34,5%).

Los resultados fueron presentados ayer en Sevilla por el presidente de la fundación, el periodista Fernando Jáuregui y el líder de la patronal andaluza, Javier González de Lara, quienes destacaron también que entre las familias andaluzas la FP tiene «peor imagen» pese a que responde más al perfil de profesionales que demandan los empresarios. González de Lara destacó que el empresario «tiene menos prejuicios que en el resto de la sociedad» sobre todo porque «muchos de los grandes empresarios provienen de la FP y lo llevan con orgullo».

Los padres andaluces dan a la FP un 6,32 sobre 10 y el 60,5% cree que tiene «mala imagen» (frente al 57,5% de media nacional), sobre todo por su menor consideración social o la creencia en que es una enseñanza para quienes no pueden acceder a la Universidad. En lo que no se diferencian es en que priman la felicidad de su hijo y su vocación a la empleabilidad o salario asociada a su formación, y en que no se acude a los orientadores laborales para ayudarles a elegir.