El «agujero» de Santana «ha hecho de oro a miembros del PSOE», según el PP

La Razón
La RazónLa Razón

En 1995 la Junta de Andalucía se hizo con el control de Santana Motor. Casi dos décadas después, la factura de esa inversión para las arcas públicas es un agujero negro. Entre ayudas directas, subvenciones, cobertura de pérdidas y prejubilaciones con cargo al «fondo de reptiles», la factura es de difícil cuantificación. En ese escenario, ha habido algunos beneficiados: «Parece mentira cómo algunos miembros del PSOE relacionados con Santana se han hecho de oro», aseguró ayer el secretario general del PP-A, José Luis Sanz.

Uno de los que han podido beneficiarse de este maná público es, a juicio de los populares, Francisco García «Paquillo». Como informó ayer este periódico, el ex secretario general de Empleo de la Junta figura como apoderado de «Integrasur 2003», sociedad en la que también está presente con el mismo cargo el ex sindicalista de CC OO –fue presidente del comité de empresa de Santana– y ex asesor en Empleo, Antonio Fernández Siles. Esta empresa dedicada al «montaje y comercialización de componentes del autómovil» recibió 514.198,32 euros por parte de la Junta con cargo a programas de mantenimiento del empleo.

LA RAZÓN ya detalló la última de estas ayudas por importe de 159.278,25 euros mediante una resolución de 26 de abril de la Dirección General de Formación Profesional, Autónomos y Programas para el Empleo. El PP aportó ayer en rueda de prensa otras nuevas de 2007 –por un importe de 43.563,53 euros– y de 2009 –por 311.356,54–. Se trata de subvenciones publicadas en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía y que suman más de 500.000 euros, ajenas por tanto al «fondo de reptiles».

A este total hay que sumar los 450.000 euros que recibió Faescom 92 –empresa que comparte domicilio social con Integrasur– que sí provenían de la partida 31.L y la subvención –440.000 euros– que «Paquillo» consiguió para el Ayuntamiento de Guarromán (Jaén), del que fue alcalde y ha sido concejal hasta pocos meses. En total, más de 1,4 millones.

Sanz destacó ayer que «Paquillo» tenía «una facilidad pasmosa para mover y conseguir ayudas de la Junta» para empresas en las que el ex alto cargo de Empleo tenía, de uno u otro modo, «beneficio propio».