El «cambio» anunciado por Pastrana para UGT-A: «por unanimidad» su número dos

Francisco Fernández optará a la secretaría en el congreso y asegura que reducirá la ejecutiva de 14 a nueve miembros

El hasta ahora número dos de Pastrana, Francisco Fernández, es el candidato oficialista para su sustitución
El hasta ahora número dos de Pastrana, Francisco Fernández, es el candidato oficialista para su sustitución

SEVILLA- El «paso atrás» de Pastrana para favorecer «el cambio» en UGT-A, a falta de candidaturas críticas, se queda en «unanimidad» para que el hasta ahora número dos del sindicato en la comunidad, Francisco Fernández, asuma el liderazgo en una coyuntura delicada. La organización está siendo investigada en la trama de los ERE por el supuesto cobro de sobrecomisiones en su entorno y vive un momento de especial debilidad al hacerse públicos diferentes gastos de la ejecutiva en relación con el proceso judicial abierto por el expediente de regulación de empleo emprendido por la plataforma. Fernández anunció que prevé reducir los miembros de la dirección de 14 a nueve y asumirá la limitación temporal de mandato.

Los secretarios generales de todas las federaciones que conforman UGT Andalucía y el secretario general de UGT Sevilla, en representación del resto de las uniones, estuvieron presentes en la puesta de largo «para mostrar su respaldo y reiterar la unanimidad que ha contado la candidatura de Francisco Fernández para que se presente a ser secretario general», según informó el sindicato.

El candidato resaltó la figura de Manuel Pastrana «como referente de honradez y trabajo, en defensa siempre del conjunto de los trabajadores». «Es una nueva etapa en la que lógicamente habrá cambios, es un día muy especial para mi, de gratitud, de afecto, porque me enfrento a un reto personal, pero no a un proyecto personal. Es una tarea difícil, pero la llevaremos con humildad y respeto y juntos, con todos los organismos de nuestra organización y con unidad de acción», indicó. «Tengo cierta sensación de vértigo porque detrás de este proyecto hay multitud de compañeros que están viviendo una situación adversa, en un momento de crisis que se extiende y que se está llevando por delante al estado del bienestar», añadió.

Entre sus objetivos, destacó: «Defender el empleo, los derechos laborales, la negociación colectiva y luchar por el mantenimiento y mejora de los derechos sociales»; «profundizar en la apertura a otros colectivos»; «incorporar a la mujer al mercado laboral y nuestra propia estructura»; «apoyar a los jóvenes»; y «unir lazos con la universidad y la cultura». «Tenemos que construir un sindicato más fuerte y más pegado al trabajador», dijo, prometiendo «más participación».

El secretario general de UGT Sevilla, Juan Antonio Gilabert, como portavoz de las uniones provinciales, destacó que la decisión de optar por Fernández fue por unanimidad, «porque tiene mucha experiencia, muchos años de militancia y conoce perfectamente la organización».

El secretario regional de MCA, Manuel Jiménez, aclaró que «aquí no hay candidaturas oficialistas, sino que toda la organización ha decidido que Francisco Fernández lleve las riendas del sindicato». «Somos un ejemplo de democracia. Las diferencias se quedan aparcadas para unirnos y defender a nuestra organización», explicó.

EN PRIMERA PERSONA

Experto en la prehistoria y liberado sindical en Egmasa

Francisco Fernández Sevilla (52 años, casado y con cuatro hijos), nació en Berja (Almería) en el año 1960, en «el seno de una familia trabajadora cuya situación le hizo compatibilizar» trabajos y estudios, informó UGT. «Su entorno familiar y personal es el que le aportó la base ideológica en defensa de la justicia e igualdad social», dice el sindicato. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Granada, especialidad

de Geografía e Historia, rama de Prehistoria e Historia Antigua en la promoción 1977-1982. Experiencia en el sector agrario; principalmente como Técnico de

Calidad, siendo en la actualidad Técnico de Medio Ambiente y liberado en Egmasa. Los últimos ochos años ha sido vicesecretario general de Organización en UGT-A, segundo de Pastrana.