El CGPJ ratifica que Alaya no instruya los ERE

Fotografía de archivo de la juez Mercedes Alaya, tomada el 24/11/2014.
Fotografía de archivo de la juez Mercedes Alaya, tomada el 24/11/2014.

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha ratificado por unanimidad la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de que la juez Mercedes Alaya no instruya el caso de los ERE ni ninguna de las otras macrocausas del Juzgado 6 de Sevilla que ella misma abandonó.

El órgano de gobierno de los jueces respalda así la medida adoptada por el tribunal andaluz, que le dio la razón a la titular del Juzgado 6 de Sevilla al que corresponde el caso, María Núñez Bolaños, en el reparto que hizo de las causas.

En concreto, la decisión del TSJA fue limitar el apoyo al juzgado de instrucción 6 de Sevilla a la comisión de servicio que ya viene desarrollando el magistrado de refuerzo Álvaro Martín, lo que excluye a Alaya.

La decisión del TSJA estaba sometida a un control de legalidad por parte del Consejo General del Poder Judicial, el órgano que tiene la última palabra sobre las comisiones de servicio judiciales y, en último término, el órgano de gobierno de los jueces.

Fue Alaya quien voluntariamente se apartó del caso de los ERE al pedir y conseguir una plaza en la Audiencia de Sevilla, perdiendo así la titularidad del juzgado que se ocupa del asunto, el 6 de Sevilla.

Acto seguido, sin embargo, Alaya pidió una comisión de servicio de apoyo en el citado juzgado para instruir los ERE, lo que llevó a una confrontación con la juez que había obtenido la plaza que ella abandonó, la citada Núñez Bolaños.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) decidió por unanimidad el pasado martes validar el reparto decidido por la juez natural del caso, Núñez Bolaños.

En su decisión, el TSJA reprochaba a la extitular del juzgado de instrucción 6 de Sevilla Mercedes Alaya, su "falta de colaboración y entendimiento"con su sucesora, "cuestionando su idoneidad y su independencia".

La decisión del CGPJ ha sido adoptada por su comisión permanente por unanimidad después de incluir el asunto a última hora en su orden del día, en el que no figuraba.

El CGPJ se ha comprometido a divulgar, dentro de su promesa de transparencia, el orden del día de sus órganos de gestión, entre los que destaca la Comisión Permanente, pero en este importante caso no lo ha hecho y ha anunciado la resolución a última hora de la tarde de manera inesperada.