Política

El Gobierno abre la puerta a reformar sin el PSOE el Estatuto para suprimir los aforados

Juan Marín reclama a los socialistas que «dejen de marear la perdiz» amparándose en una reforma en todo el Estado

El Consejo de Gobierno reunido en el Palacio de los Guzmán de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) / Foto: Efe
El Consejo de Gobierno reunido en el Palacio de los Guzmán de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) / Foto: Efe

Juan Marín reclama a los socialistas que «dejen de marear la perdiz» amparándose en una reforma en todo el Estado

Dos años en la época de la mensajería instantánea y la globalización son un mundo. En 2017, Ciudadanos, que hoy conforma el Gobierno andaluz junto al PP, sustentaba al Ejecutivo socialista de Susana Díaz. Entonces, con motivo del X aniversario de la reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía, Javier Arenas, presidente de honor del PP-A, señaló: «Del viento de una reforma estatutaria sin consenso, están viniendo estas tempestades». El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, abrió ayer la puerta a reformar el Estatuto para suprimir los aforamientos sin el apoyo del grupo mayoritario en el Parlamento. Para ello, necesariamente, habrá que tender puentes con Vox, dando por sentado que con el PSOE están destruidos. En la anterior reforma estatutaria, sólo el PA se autoexcluyó. El principal argumento de Cs es que «llevamos cuatro años para reformar cuatro artículos» y que no se trata de una reforma del calado de la anterior. El PSOE, por su parte, aboga por una actualización de la normativa, incluyendo aspectos como la memoria histórica, una norma que el actual Ejecutivo –principalmente el PP– pretende sustituir por una Ley de Concordia.

Juan Marín se mostró convencido de que se puede abordar la reforma del Estatuto para suprimir los aforamientos aunque no tengan el apoyo del PSOE, ya que considera que el resto de grupos lo apoyaría en el Parlamento. En el Consejo de Gobierno celebrado en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) –donde se firmó el protocolo para la conmemoración del V centenario de la primera vuelta al mundo–, el Ejecutivo autonómico mostró su criterio favorable a la proposición de ley que registraron PP y Ciudadanos en la Cámara andaluza. Marín reclamó al PSOE que «deje de marear la perdiz», amparándose en una reforma del Gobierno central. Todas las fórmulas conducen necesariamente a un referéndum. «Esto ya lo sabía el PSOE cuando lo firmó en 2015 para que la señora Díaz fuera presidenta con el apoyo de Ciudadanos», añadió Marín, que pretende, incluso, que la iniciativa, ya con el visto bueno del Consejo de Gobierno, se pueda debatir en el próximo Pleno. Si la proposición de ley se aprueba en el Parlamento, se debe remitir al Gobierno de España, que decidirá sobre si existe incompatibilidad con la ley orgánica. Marín señaló que cinco comunidades ya han dado este paso con los aforados. «Los estatutos no son de PP, ni son del PSOE. Los estatutos son de todos. No son de derechas, ni de izquierdas si son buenos estatutos y, para eso, tienen que ser de todos», señaló también Arenas en el X aniversario de la reforma andaluza, apelando a «un consenso hijo del espíritu de la Transición política en España».

Según la proposición de ley registrada por PP y Cs, dejarían de estar aforados el presidente de la Junta, los consejeros del Gobierno andaluz y los diputados autonómicos.